• Diario 5 -Buenos Aires, viernes 19 de julio de 2024

Fotos

Para muchas personas fue difícil comprender el valor y la razón de la incorporación de Floralis Genérica al paisaje porteño.
Fue en abril de 2002, en plena crisis económica.
Tiene 22 años. ¿pasó un tiempo prudencial como para considerarla un monumento emblemático de la Ciudad?
No lo sabemos.
Pero sí vemos que , luego de que los terribles temporales de los últimos días afectaron su estructura en dos de sus pétalos, miles de personas se están mostrando interesadas en saber cómo, cuándo y a manos de quiénes se va a reparar, tenemos que comprender que los porteños, realmente, la tienen como símbolo porteño.
Los trabajos aún se encuentran en la etapa de diagnóstico.
Se realizó la apertura total de la escultura para evaluar los daños estructurales que tiene.
Luego se hará el llamado cateo estructural para cada uno de los pétalos. Allí se conocerá la dimensión de los trabajos de restauración y puesta en valor.
La Floralis Genérica es un homenaje a las flores. La creó y la donó el genial arquitecto argentino Eduardo Catalano.
Tiene 20 metros de altura y pesa 18 toneladas.
Fue la primera escultura en movimiento controlada por un sistema hidráulico y células fotoeléctricas. Al igual que las flores naturales, la escultura abre sus pétalos por la mañana y los cierra automáticamente por la noche.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *