• Diario 5 -Buenos Aires, martes 23 de julio de 2024

La Fundación Fernández inauguró la nueva Sala de Diálisis. Es una obra de remodelación total y equipamiento a nuevo del Servicio de Diálisis del Hospital Dr. Juan A. Fernández, que recibe al año unos 9000 pacientes nefrológicos que requieren esta atención.

La sala se construyó y equipó con tecnología de última generación en un espacio de 318 m2 del  gigante de la calle Cerviño. Los trabajos demandaron seis meses, desde diciembre último. El nuevo sector cuenta con:

  • Hemodiálisis con enfermería central
  • Procedimientos de diálisis para aislados
  • Diálisis peritoneal
  • Dormitorio y Sala de estar para el personal
  • Dormitorio de guardia
  • Sanitarios a nuevo
  • Oficinas administrativas
  • Depósitos..

Fueron instalados equipamiento médico full, instalaciones eléctricas, termomecánicas y de gases médicos de primera calidad.

Fue una obra costeada por donaciones por un valor de 150 millones de pesos. En su mayoría, se trata de aportes de personas presentados de manera individual y otros a nombre de empresas. Participa, naturalmente, el Gobierno de la Ciudad.

Cómo se trabaja en un Servicio de Diálisis

Una sala de diálisis y hemodiálisis es un centro médico especializado en sí mismo. Se lo diseña para brindar tratamiento a personas con insuficiencia renal o enfermedad renal crónica. Nefrólogos, Enfermeras y Técnicos de Diálisis conforman equipos muy sólidos.

Antes de una sesión de diálisis, los profesionales de la salud revisan el historial médico y los signos vitales del paciente. Se miden el peso y la presión arterial del paciente y se realizan los ajustes necesarios al plan de tratamiento.

Se establece un sitio de acceso vascular, generalmente a través de una fístula arteriovenosa (AVF), un injerto arteriovenoso (AVG) o un catéter venoso central (CVC). El acceso vascular permite extraer la sangre del cuerpo del paciente de forma segura y devolverla después de someterse a la filtración.

Se conecta al paciente a una máquina de hemodiálisis. La máquina consta de varios componentes, incluido un dializador (riñón artificial), un conjunto de tubos de sangre y un sistema de suministro de dializado. El dializador actúa como un filtro, eliminando los productos de desecho y el exceso de líquidos de la sangre.

La máquina de diálisis y el conjunto de tubos de sangre se ceban con solución salina estéril o heparinizada para eliminar las burbujas de aire y garantizar el funcionamiento adecuado del sistema. Una vez cebado el circuito, la sangre del paciente se extrae gradualmente del cuerpo a través del acceso vascular y se dirige al dializador. Dentro del dializador, la sangre se expone al dializado, una solución que ayuda a eliminar los productos de desecho y a regular el equilibrio de electrolitos y líquidos.

Monitoreo

Durante la sesión de Hemodiálisis, el equipo de Diálisis monitorea de cerca los signos vitales, la presión arterial y el bienestar general del paciente. También aseguran que la máquina de diálisis funcione correctamente y que el sitio de acceso del paciente permanezca seguro y libre de complicaciones.

Después de la duración prescrita de la sesión de hemodiálisis, que suele durar unas pocas horas, la sangre del paciente vuelve a su cuerpo a través del acceso vascular. La máquina de diálisis se desconecta gradualmente y se monitorea al paciente para detectar cualquier efecto inmediato posterior a la diálisis.

Después de la sesión, el paciente puede recibir cualquier cuidado posterior a la diálisis que sea necesario, como cuidado de la herida en el sitio de acceso, asesoramiento dietético y administración de medicamentos. Luego se les permite descansar y recuperarse.

Las salas de diálisis y hemodiálisis deben ser controladas con mantenimientos periódicos para garantizar seguridad y bienestar al paciente durante los tratamientos.

Participaron de la inauguración de la flamante Sala de Diálisis del Hospital Dr. Juan A. Fernández, el Ministro de Salud del Gobierno de la Ciudad, Fernán Quirós, la presidente de la Comisión de Salud de la Legislatura Porteña, Ana María Bou Pérez, el Dr. Ignacio Previgliano, Director del Hospital Fernández, miembros de la Fundación Fernández y del personal de salud del hospital.

Previgliano y Quiroz flanquean a la presidente y vice de la FF, Miriam y Mariana Bagó. Detrás, miembros de la fundación, junto al director adjunto del hospital, Federico Azpiri.

 

Diario 5 te regala las tapas de día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *