Las tapas de diarios con los muertos por coronavirus

En un ciclo televisivo se anunció que los periódicos harán diferencia con la tradicional forma de comunicar las noticias de la pandemia.

En el programa de televisión que conduce Viviana Canosa por canal nueve, el equipo periodístico que lo integra reveló que el próximo domingo, 28 de junio, los diarios más importantes de la Argentina publicarán en su portada el número de muertos por coronavirus. Una de las frases que se le escuchó decir a la conductora es que se trata de una campaña para generar miedo. No cabe ninguna duda de que la Argentina sigue siendo un país con una mayoría de personas dispuestas que les traten como criaturas de jardín de infantes, tengan la edad que tenga.

Lo curioso que complementa esa situación es que existe un pequeño grupo de comunicadores, políticos, profesionales y adscriptos a todo tipo de notoriedad dispuestos a hacer cumplir a rajatabla tal premisa, por lo que se sienten encantados de ponerse el guardapolvos de maestra jardinera.

Como editor de Ensamble 19, web dedicada a mostrar las tapas de diarios de todo el país todos los días,me ví una vez en la incómoda situación de tener que responder mensajes de gente incómoda que se molestó por la fotografía de una modelo que se había suicidado, publicada en la portada de un matutino porteño.

¿Se viene una coordinación editorial por parte del periodismo de gran llegada, como para que, de un zarpazo, se encarrile la tan mentada «concientización» sobre la pandemia? No sé si se trata de una manera de generar miedo. Sí considero que hay algunos comunicadores que tienen miedo de que la gente tenga miedo.

Veamos diferencias entre una cosa y otras.

Durante mucho tiempo opositores a los distintos gobiernos, incluyendo los «periodismo los opositores», alzaban sus voces contra el poder en momentos en los que querían que se estaba intentando hacer cundir el miedo en pos de mantener controlada la conducta de una buena parte de la sociedad. Yo mismo estuve del lado del reclamo. El miedo político es una mierda.

Ahora, la vieja costumbre de querer eliminar a cualquier tendencia a producir miedo en los habitantes, no se está haciendo apurar en algunas tomas de decisiones y corremos el riesgo de excedernos en la audacia, justo en la oportunidad en la que el cuidado es el bien más preciado que podemos poseer.

Estamos ante una bisagra bastante parecida a la que se accionó cuando, después de décadas o siglos de ser una sociedad en la que una de las peores cosas con las que se no podía señalar con el dedo era la de «ser botón», pasamos a escrachar desde a todo delincuente que en otros tiempos era celebrado: primero, al ladrón de guante blanco o estafador de bancos grandes, gente simpática y envidiada. Y luego vinieron los escraches a todos aquellos que nos daban miedo: desde poderosos de pueblos que violaban jovencitas o asesinaban gente pobre sin que el resto de la población los denunciara, hasta criminales que en su momento se adueñaron del Estado.

Pues bien, la bisagra actual es: o entrás en la nueva conciencia o estás afuera. ¿y cómo se puede estar afuera? Desde actuando de una manera estúpida hasta haciéndolo de una forma canallesca. En los ejemplos de la estupidez podemos caer todos, por o que es necesario mantenerse atento a los cuidados que nos estamos recomendando mutua y permanentemente como sociedad desde el primer día que no cambió en lo más mínimo: lavarnos las manos varias veces al día y usar tapabocas cuando tenemos que salir. Poner un ejemplo de los casos de riesgo que pueden surgir sin tanta inocencia, es expresar de una vez por todas que se observa a muchas personas jóvenes especular con el supuesto conocimiento les han inculcado acerca de que ellos tienen muchas menos posibilidades de contagiarse. Así, entonces, una de las combinaciones más peligrosas que puede existir en la sociedad que le hará correr el riesgo de que muchas personas se contagian coronavirus es la que amalgama ignorancia que hijaputez en argentinos jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *