Quieren poner bares en parques

Pordiario5

Sep 3, 2012

La legislatura porteña volverá a discutir hoy un proyecto impulsado por el macrismo para instalar bares en las plazas y parques de la Ciudad. Se trata de una iniciativa que el PRO intenta aprobar desde 2008, pero que siempre generó resistencia de la oposición y se fue modificando. En este caso, la nueva norma contempla la habilitación de «áreas de descanso, esparcimiento y servicios», que cuenten con baños públicos gratuitos, mesas, reposeras, alquiler de bicicletas y wi-fi.

La discusión de esta tarde se realizará en una reunión conjunta de las comisiones de Espacio Público, Presupuesto y Desarrollo Económico, donde además habrá varias ONG y vecinos. La iniciativa fue presentada por el legislador oficialista José Luis Acevedo, que propone regular los «servicios» en los espacios verdes porteños de más de 5.000 metros cuadrados, es decir media manzana.

Según contempla el proyecto, las áreas que se darían en concesión deberían tener bajo impacto en el espacio verde y criterios «sustentables» para la separación de residuos. Y precisa que las zonas para venta de alimentos y bebidas podrán tener entre 20 y 30 m2 (según el tamaño del espacio verde), a los que se podrán agregar espacios para entre 9 y 12 mesas con sillas, que ocupen entre 50 y 60 m2. A eso habrá que sumar los baños, que deberán estar abiertos durante el horario de atención al público (con la limpieza a cargo del concesionario), y en total se podrán ocupar entre 100 y 120 metros cuadrados.

Además, la norma prevé colocar un sector de ejercitación física, un estacionamiento para bicicletas con la posibilidad de alquilarlas (donde no funcione el bicing oficial) y reposeras, con opción a colocar decks, sombrillas o pérgolas. Las concesiones serían por 20 años, el 20% debería ser para ONG y entidades sin fines de lucro y quedaría prohibida la venta de bebidas alcohólicas.

Desde algunos sectores de la oposición ya adelantaron sus objeciones al plan oficial. «Buenos Aires tiene una carencia de espacios verdes: hay sólo 1,8 m2 por habitante, cuando se recomiendan por lo menos 10 m2 de verde. El macrismo pretende favorecer negocios privados entregando espacios públicos con son de todos los ciudadanos», señaló Adrián Camps (PSA), integrante de la Comisión de Espacio Público.

La propuesta del PRO obliga a quien obtenga la concesión a hacerse cargo de las inversiones para el área de servicio, aunque plantea otro punto cuestionado desde la oposición: que el primer pago se podría hacer «en especies», es decir que esas obras se podrán tomar a cuenta de lo que habrá que abonar. Y recién en los años siguientes la Ciudad recibiría dinero a cambio./ Clarín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *