• Diario 5 -Buenos Aires, sábado 18 de septiembre de 2021

La moda de las cartas

Pordiario5

Dic 14, 2020

Cuando un líder politico o jerarca de una facción política en la Argentina critica a sus adversarios, suele tener razón. Suena raro pero casi todo lo que desde la oposición se le endilga al gobierno es verdad y casi todo lo que el gobierno dice de la oposición es verdad. Por lo tanto, las acusaciones mutuas que se producen entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, son todas reales. Todas son verdad. Todos tienen razón. Muy especialmente cundo se trata de decir lo que el otro hizo mal, lo que el otro se robó, lo que el otro armó para beneficiar a sus amigos y las chicanas que el otro realiza para para perjudicar al denunciante sin medir el mal que le causa a la ciudadanía o una parte de ella.

Cuando un acusa al otro de  desidia, es verdad. Cuando el otro acusa a su adversario de especulación insensible, es absolutamente cierto. Cuando la acusación hace referencia a la falta de criterio que  el adversario político tiene con respecto de no saber elegir qué medida tomar primero para evita mayores males en la economía, dice la absoluta verdad. Si cuando uno le observa al otro que no hizo lo que correspondía a nivel de una correcta cumplimentación de medidas sociales para evitar el crecimiento del hambre y la marginalidad, es imposible encontrar pruebas en contra.

¿Cuál es el problema, entonces, si ya sabemos que los dardos que se arrojan son justificados? Primero, que ninguno de ellos está preparado para aceptar sus errores. Jamás debemos olvidarnos de que somos gobernados y representados en oposición por argentinos. ¿Es necesario, a esta altura de la historia, seguir apeando al baúl de los deschaves y refregarnos en la cara que pertenecemos a una sociedad en la que la hipocresía es moneda corriente y que es casi imposible encontrar a quien haya asumido que no está bien hacerle a otros lo que no querríamos que nos hicieran? Por qué vamos a creer que desde la misma sociedad en la que más en un 90% de los actos privados de la gente se observan especulación y ventajismo, pueda surgir un líder que demuestre ser un modelo mejor?

El segundo y mayor inconveniente que se observa cuando los miembros de una facción ideológica dispara criticas o las recibe, es la reacción ciega de los seguidores de cada una de estas agrupaciones, cuya defensa de sus simpatizados no deja margen para considerar a estos graciosamente fieles adherentes, como individuos munidos de raciocinio.

Ahora, el macristinismo se dedica a mandar «Cartas Abiertas». Cristina y Mauricio deberían hacer un acto de homenaje y respeto a Rodolfo Walsh, el autor de la carta abierta más importante de la historia argentina, dada la facilidad con la que ellos escriben cualquier crítica sin que nadie les presupueste nada, en nombre de lo que el pueblo luchó para obtener el actual Estado de Derecho asegurado que los alberga en sus aveniuras políticas.

 

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

 

La moda de las cartas

La moda de las cartas

La moda de las cartas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *