• Diario 5 -Buenos Aires, martes 26 de octubre de 2021

Historia de una sobredimensión

PorMarcelo Zanotti

Jul 13, 2017

Un año de verdades

Se cumplió la premonición de El Cazapavos, sólo que un año más tarde. En realidad, se viene cumpliendo un año de actividad judicial en pos de investigar al ex Ministro de Planificación del anterior desgobierno. La frase de altísimo juego sintáctico, estético y sonoro «Julio Enloquecerá en lo que será Julio», gana por goleada.

Julio De Vido, un administrador, mediocre pero ordenadito, de Vialidad Provincial de Santa Cruz, fue presentado al intendente Néstor Kirchner de Río Gallegos, por Eldi Walter Carrizo. apodado «El Loco de Malvinas», en 1988. Carrizo era capataz de obra en las rutas provinciales y, por entonces, consideraba que el jefe de la empresa estatal bien podría ser un buen puntal de operatividad entre las huestes del jefe comunal.

Kirchner le tenía una cierta simpatía a Carrizo, debido a su constante y recurrente inclinación a aprovechar cualquier circunstancia que le permitiera demostrar – con sus extravagantes, ampulosas y repetitivas formas de comunicación- su fanatismo por la reivindicación de los derechos argentinos sobre la Islas Malvinas. Jefe y amigote en el sillón riogalleguense iniciaron vínculo que ganó estrechez.

El poder adquirió dimensiones de crecimiento del orden de progresión geométrica al pasar al la gobernación de la Provincia de Santa Cruz y a la Presidencia de la Nación y como el poder, la cercanía con las cajas menos controladas o, por lo menos, menos visibles.

Tras doce años de manejarlo todo, se fue su partido del poder ¿o no? ¿Es posible que este ninguneador, que dejó centenares de proyectos cajoneados referidos a su área de Planificación y que se dedicó a elegir discrecionalmente a quiénes les brindaba apoyo con dinero, dejando afuera de toda posibilidad de desarrollo a los mejores (cosa que le consta a quien esto escribe, por perder la posibilidad de realizar un pequeñísimo y excelente proyecto radial para el Bicentenario porque a De Vido se le ocurrió utilizar el supuesto «ultimo recurso anual» para subsidiar una de las tantas novelas que jamás salieron al aire) se crea que porque administró Vialidad Provincial se podía transformar en un buen funcionario?

De Vido está enfrentando una serie de acusaciones por supuesta corrupción. Desconozco si eso es verdad, aunque parece que la justicia ha avanzado sibre el asunto durante todo este año. De lo que sólo lo acuso yo es de que estuvo al frente de un Ministerio poderoso y multi-mil-millonario y demostró ser un incapaz con cara de autoridad. De Vido siempre fue un mediocre sobredimensionado. Hasta Cristina Kirchner lo sabe. Los santacruceños que hoy se quejan de él, en su momento lo votaron porque estaban enamorados del enamoramiento que Néstor Kirchner tenía de Carlos Menem. Por lo demás, el santacruceño no es más que un argentino vulgar, como todos los que se enamoran de un político y luego, en la primera de giro, lo escrachan, como ahora De Vide quiere escrachar a los amigotes del  desgobierno que le siguió al suyo. Es uno de los tantos burros con poder que tuvo y tiene la Argentina. Sólo que  a este le dieron demasiada caja. Argentinito, jodete: vos lo votaste diputado y ahora lo querés echar porque te da bronca que tenga fueros judiciales. Sos un estúpido y te merecés mil devidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *