• Diario 5 -Buenos Aires, sábado 27 de noviembre de 2021

«Por las dudas», extraño argumento que sienta un precedente

PorMarcelo Zanotti

Nov 9, 2021

Se reprimió aplicando el criterio del "por las dudas". Tendrán que ser coherentes con esa decisión durante dos años más.

«Iban a calcinar a los detenidos que había en la Comisaría», fue la justificación que encontró Sergio Berni a la seguidilla de gases lagrimógenos y hasta balas de goma que recayeron sobre los vecinos que se manifestaban ayer, con indignación pero pacíficamente, en el centro de Ramos Mejía, como consecuencia del crimen de un comerciante.

¿Había certeza de que alguien iba a arrojar -por ejemplo- una bomba Molotov para prender uego la comisaría? Ninguna. Se hizo «por las dudas». Ya hay miles de personas que están pidiendo que los funcionarios actúen bajo en mismo criterio en tantos otros casos.

TODO LO QUE SE HACE «POR LAS DUDAS» PROVEE «SEGURIDAD». Si quiséramos, podríamos hacer nacer de este desagradable momento una nación que trabajara sobre seguro en todo lo que hace, ya que siempre tiene una reserva metódica o un Plan B, por las dudas.

¿O acaso hicieron algo que no les gusta hacer y actuaron de modo «excepcional»? Sería tremenda coincidencia que así se comprobara, dado que en el momento en que le tiraron gases, justo los manifestantes estaban quejádose de los policías por sus ausencias repetidas y de los funcionarios de los gobiernos municipal, provincial y nacional. Y, para que no quedara en desequilibrio, también de autoridades legislativas. En una palabra: estaban recontraputeando a toda la dirigencia.

Por los acontecimientos de Guernica, Desde la izquierda, hace un año, Myriam Bregman hizo referencia al ministro de Seguridad bonaerense con una premisa que a los que nos sentimos progresistas no nos gustaría en lo más mínimo que nos lo tuvieran que decir: «De la represión no se vuelve».

El gobernador Kicillof, en aquella oportunidad había considerado que no había habido represión. Quizás, aquella vez, sin cámaras de TV dando testimonio, la duda haya sido la gran campeona. Ayer, en Ramos Mejía, no.

Ojo con los Derechos Humanos discriminados. Ayer se di un nuevo pasito hacia el enfrentamiento mayor al que se dirigen los argentinos. Y a muchos, les divierte, incluso teniendo hijos y nietos.

No sólo el asesino de Roberto es un hijo de puta en este caso. Hay otros y son bastante famosos.

En concreto, Berni aseguró que los policías bonaerenses «tuvieron que tirar gases porque si la gente prende fuego la comisaría se calcinan todos los detenidos».

De todos modos, aparte de todo el dolor que embargaba a los presentes en Ramos en la tarde-noche de ayer, el concepto que debió ser el más saliente pero no lo fue por el bajo nivel de imterpretación que tiene el periodismo televisivo, que es el primero que suele informar, fue lo expresado por la viuda del kioskero, quien fue muy clara en plantear un canal disponible que muchos tomarían con la intencionalidad de hacerlo crecer:

Al referirse a la cómplice del asesino, Patricia planteó: «Esta delincuente, que tiene 15 años, mata a alguien y no va presa. ¡Y si un chico de 15 años va y la mata a ella? Tampoco iría preso, ¿no?»

Estamos en peligro y la mayoría no lo ve.

 

Extraño argumento

Extraño argumento

Extraño argumento

Extraño argumento

Extraño argumento
Extraño argumento
Extraño argumento

Extraño argumento
Extraño argumento

Extraño argumento

Extraño argumento
Extraño argumento

Extraño argumento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *