• Diario 5 -Buenos Aires, martes 21 de mayo de 2024

La donación de médula ósea, o extracción de médula ósea, es el procedimiento que utilizan los proveedores de atención médica para obtener células productoras de sangre (células madre) para el trasplante de médula ósea. La donación de médula ósea no duele y puede curar a alguien que tiene cáncer de sangre o un trastorno sanguíneo. Cualquiera puede ofrecerse como voluntario para donar médula ósea, pero todos los donantes deben cumplir ciertos requisitos de salud.

Las células madre se convierten en glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

Para realizar el procedimiento, los médicos utilizan agujas grandes y huecas que extraen la médula ósea de las caderas de los donantes (huesos pélvicos). La donación de médula ósea no duele y puede curar a alguien que tiene cáncer de sangre o un trastorno sanguíneo.

El proceso de donación de médula ósea comienza cuando alguien acepta donarla. Cualquiera puede ofrecerse como voluntario para donar médula ósea, pero todos los donantes deben cumplir ciertos requisitos de salud.

Es una de las tres formas en que los centros de salud obtienen células madre sanas. La mayoría de los trasplantes de células madre implican trasplantes de células madre periféricas o de sangre del cordón umbilical. Las células madre periféricas son células madre inmaduras que se encuentran en el torrente sanguíneo. La sangre del cordón umbilical proviene del cordón umbilical. Las personas que han dado a luz recientemente pueden optar por donar la sangre del cordón umbilical posteriormente.

Las personas necesitadas pueden recibir médula ósea donada por familiares (donantes emparentados) o por personas que no conocen (donantes no emparentados). Según estadísticas internacionales, el 20 % de los trasplantes de donantes relacionados y el 14 % de los trasplantes de donantes no relacionados completados en 2020 fueron trasplantes de médula ósea.

¿Por qué la gente necesita médula ósea donada?

La médula ósea es el tejido líquido suave y esponjoso que se encuentra en el centro de algunos de los huesos. Cada día, la médula ósea produce más de 200 mil millones de nuevas células sanguíneas, incluidos glóbulos rojos , glóbulos blancos y plaquetas. Los trasplantes de médula ósea pueden ayudar a las personas que padecen ciertas enfermedades, como el trastorno sanguíneo anemia aplásica o un cáncer de la sangre como el linfoma no Hodgkin . En un trasplante de médula ósea, las células madre de médula ósea sana reemplazan la médula ósea enferma.

Cada año, alrededor de 18.000 personas se enteran de que padecen una enfermedad de la médula ósea que podría curarse con un trasplante de médula ósea u otro trasplante de células madre.

El desafío es encontrar una pareja. La mejor compatibilidad posible es un donante sano que tenga antígenos leucocitarios humanos (HLA) que sean muy compatibles con la persona que necesita el trasplante de médula ósea. Los HLA son proteínas sanguíneas. Los proveedores de atención médica identifican el HLA comparando los resultados de los análisis de sangre realizados en posibles donantes y receptores. Esta es la tipificación HLA.

Para encontrar buenas coincidencias entre donantes y receptores, los proveedores evalúan las células madre de los donantes en busca de antígenos que coincidan con los receptores. Una gran cantidad de antígenos compatibles ayudan a las células madre donadas a producir nuevas células sanguíneas para reemplazar las células sanguíneas enfermas.

Aproximadamente el 30% de todas las personas que necesitan un trasplante encuentran un donante compatible de alguien de su familia inmediata. El 70% restante depende de encontrar donantes compatibles de alguien que no sea un familiar cercano.

¿El origen étnico de un donante hace alguna diferencia?

Sí, la hace.

Existe un vínculo entre la raza y la compatibilidad de la médula ósea. Ciertos genes gestionan la inmunidad. Esos genes pueden ser diferentes según la raza o el origen étnico. Menos personas de color donan médula ósea, lo que limita la cantidad de personas que pueden recibir médula ósea donada.

Por ejemplo, en os Estados Unidos, el registro Be the Match© en 2021 contó con más de 9 millones de donantes de médula ósea. Una persona blanca que necesitaba un trasplante de médula ósea tenía un 79% de posibilidades de encontrar un donante.

En comparación, una persona negra que necesita un trasplante de médula ósea tiene un 29% de posibilidades de encontrar un donante. Las organizaciones de atención médica y de trasplantes están trabajando para aumentar la cantidad de donantes de médula ósea y otras células madre de grupos de personas de diferentes orígenes raciales y étnicos.

¿Dónde se realizan las donaciones de médula ósea?

Es necesario inscribirse en el Registro Nacional de Donantes Voluntarios de CPH del INCUCAI.

¿Qué nos descalifica para ser donantes de médula ósea?

Muchas cosas pueden descalificarlo para donar médula ósea. Por ejemplo, las personas de 60 años o más no pueden ser donantes. Las organizaciones de trasplantes establecen este límite de edad porque muchas personas desarrollan afecciones médicas a medida que envejecen que podrían descalificarlas como donantes. Las condiciones médicas que descalifican a los donantes potenciales incluyen:

  • VIH/SIDA .
  • Artritis severa como la artritis reumatoide .
  • Enfermedades autoinmunes que afectan a todo el cuerpo.
  • Trastornos o afecciones hemorrágicas como hemofilia o trombosis venosa profunda .
  • Daño cerebral .
  • Cáncer. Es posible que las personas que recibieron quimioterapia o radioterapia o que recibieron tratamiento contra el cáncer en los
  • últimos cinco años no puedan donar médula ósea.
  • Dolor crónico de cadera, espalda o columna, si está recibiendo tratamiento, como medicamentos para ello.
  • Enfermedad de Lyme crónica .
  • Diabetes. Si necesita insulina para su diabetes, no puede donar.
  • Cardiopatía .
  • Hepatitis B o Hepatitis C.
  • Nefropatía.

Esta lista representa sólo algunas de las razones por las que es posible que no pueda donar médula ósea. Si desea donar médula ósea pero no está seguro de calificar, hable con un proveedor de atención médica. Pueden revisar las pautas médicas y su historial de salud.Detalles del procedimiento.

¿Qué sucede antes del procedimiento de donación de médula ósea (recolección de médula ósea)?

El centro médico hará un control final de su salud general. Le darán información sobre cómo prepararse para recibir anestesia general . Es posible que le realicen pruebas para confirmar que puede donar médula ósea.

Análisis de sangre
Los análisis de sangre pueden incluir:

  • Conteo sanguíneo completo (CBC) .
  • Panel metabólico integral (CMP).
  • Prueba de embarazo . Todas las mujeres y personas designadas como mujeres al nacer que puedan quedar embarazadas reciben una prueba de embarazo.
  • Prueba de tiempo de protrombina (PTT) . Esta prueba mide la rapidez con la que la sangre forma un coágulo.
  • Pruebas de enfermedades infecciosas

Es posible que le realicen pruebas para:

    • VIH/SIDA.
    • Citomegalovirus (CMV). Esta es una forma del virus del herpes.
    • Toxoplasmosis.
    • Hepatitis.
    • Virus de Epstein-Barr (VEB).
    • Virus linfotrópico de células T humanas Tipo 1 y Tipo 2. Estos virus afectan las células T, glóbulos blancos que forman parte de su sistema inmunológico.
    • Varicela (varicela).
    • Sífilis .
    • Otras pruebas

Las pruebas adicionales pueden incluir:

  • Electrocardiograma. Esta prueba evalúa la función cardíaca.
  • Radiografía de pecho.

¿Qué sucede durante el procedimiento?

Lo llevarán a un quirófano, donde recibirá anestesia general .
Usted se acostará boca abajo. Los médicos le insertarán un tubo en la garganta para ayudarlo a respirar.
Los médicos colocan una aguja especial a través de la piel hasta la cavidad estrecha del hueso de la cadera. (Los proveedores de atención médica eligen los huesos de la cadera para la donación de médula ósea porque contienen la mayor cantidad de médula y la mayor cantidad de células madre sanas). Es posible que su proveedor de atención médica necesite insertar la aguja varias veces para recolectar suficiente médula ósea.
Recolectarán entre 1 y 2 pintas de médula ósea líquida. Esto puede parecer una gran cantidad de médula ósea, pero es solo alrededor del 10% de todas las células de la médula ósea.
La donación de médula ósea (recolección de médula ósea) suele tardar aproximadamente una hora.
Los médicos también pueden tomar glóbulos rojos como parte del procedimiento. Si eso sucede, recuperará sus glóbulos rojos una vez que esté en la sala de recuperación.

¿Qué sucede después de la donación de médula ósea?

Lo llevan a la sala de recuperación. Tendrá que permanecer allí durante aproximadamente una hora.
Una enfermera de la sala de recuperación lo ayudará a despertarse. Controlarán sus signos vitales (presión arterial y pulso) cada 15 minutos hasta que su presión arterial y pulso estén estables. También revisarán el vendaje de su cadera para detectar signos de sangrado inusual o excesivo.

Tendrá un tubo intravenoso (IV) en el brazo durante la recuperación. Si el servicio médico tomó glóbulos rojos durante el procedimiento, la vía intravenosa le devolverá esas células. La enfermera de la sala de recuperación le quitará la vía intravenosa cuando pueda tolerar los líquidos.

La enfermera de la sala de recuperación lo alentará a respirar profundamente, toser y cambiar de posición para ayudarlo a recuperarse de la anestesia.

¿Cómo me sentiré después de donar médula ósea?

Puede tenger efectos secundarios inmediatamente después de donar médula ósea:

  • Es posible que se sienta cansado.
  • Es posible que le duela la garganta y esté seca debido al tubo de respiración.
  • Es posible que sienta náuseas.
  • Es posible que se sienta débil y necesite ayuda si necesita ir al baño. Podrá regresar a casa una vez que se haya recuperado del procedimiento.
  • No podrá conducir solo a casa.

¿Qué sucede con la médula ósea que se extrae?

El centro de salud filtra la médula ósea donada para eliminar la grasa o las partículas de hueso. La médula ósea donada se procesa en un laboratorio para que pueda ser infundida a la persona que recibe la donación.

Riesgos / Beneficios: ¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de la donación de médula ósea?

La mayoría de los donantes se recuperan completamente después de donar médula ósea. Es importante recordar que las donaciones de médula ósea son procedimientos quirúrgicos que conllevan los siguientes riesgos potenciales:

  • Reacción a la anestesia.
  • Daño nervioso o muscular.
  • Infección.
  • Lesión en la cadera donde se insertó la aguja.

¿Cuales son los beneficios?

El mayor beneficio es saber que su donación de médula ósea puede salvar una vida. La vida que puede salvar podría ser la de un familiar, un amigo o alguien que no conoce y que tal vez nunca conozca.

Recuperación y controles: ¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de la donación de médula ósea?

La mayoría de los donantes pueden volver a trabajar o realizar otras actividades normales después de descansar unos días. Pueden pasar algunas semanas antes de que los donantes se recuperen completamente de la donación de médula ósea. Durante su recuperación, puede tener los siguientes efectos secundarios:

Es posible que le duela la parte baja de la espalda y la parte posterior de las caderas durante unos días después del procedimiento. Es posible que tenga hematomas. Los proveedores de atención médica pueden recomendar analgésicos de venta libre.

Algunas personas todavía se sienten débiles o tienen problemas para caminar durante varios días después. En ese caso, los proveedores de atención médica pueden recomendar que tomen suplementos de hierro. Tomar suplementos puede ayudar a que los niveles de glóbulos rojos vuelvan a la normalidad. Su proveedor de atención médica controlará sus niveles de glóbulos rojos y le informará si necesita seguir tomando suplementos.

¿Cuándo debo consultar al médico después de donar médula ósea?

Comuníquese con un proveedor de atención médica si tiene síntomas que podrían ser signos de infección. Los síntomas pueden incluir fiebre y sensibilidad o enrojecimiento en el lugar de la cadera donde su proveedor de atención médica insertó una aguja para extraer la médula ósea.

Detalles adicionales

¿Se reúnen alguna vez los donantes y los receptores de médula ósea?

Sí, pero esas reuniones sólo ocurren cuando tanto el donante como el receptor quieren reunirse. Las organizaciones de atención médica y trasplantes que coordinan las donaciones de médula ósea pueden facilitar los encuentros entre donantes y receptores.

Hoy, 1º de abril, en la Argentina, es el Día Nacional del Donante de Médula Ósea, mientras que, a nivel internacional, la fecha es el 21 de septiembre.

 


 


 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *