El MAM, pulgar para arriba

Pordiario5

Ago 9, 2014

Museo de Arte Moderrno
Museo de Arte Moderrno

Cambió mucho y ahora hasta llama la atención. Se agrandó. Su fachada es más prolija, brillante, con auténtico sabor a edificación reciclada. Su programación aparece en las secciones culturales de Le Monde de París, el New York Times y el Times de Londres. El valor de su entrada es mínimo. Hoy forma parte de una complemento obligatorio en los paseo de turistas de San Telmo.

Se disparó, como muchas veces antes había sucedido pero esta vez con mayor efecto mediático,  como una alternativa de exposiciones especiales, libres de esquemas y ataduras a la mirada de (increíble pero real) muchos artistas argentinos, brasileños, chilenos y uruguayos, cuando en 1998 la ultrafamosa artista plástica japonesa Yoko Ono hizo una exposición alli. Por entonces el edificio no tenía las mejoras actuales. La expo de la iuda de John Lennon no fue algo que impactara por su belleza, más bien era una muestra que muchos la consideraron la canalizazión de una personalidad macabra. En realidad era una jugada paradójica a favor de la vida, pero con una exigencia para la comprensión: se trataba del uso en extensión de la totalidad del piso de la sala mayor para ubicar decenas de ataúdes pequeños, en representación de niños, pero con la salvedad de que desde cada uno de esos cajoncitos brotaba un pequeño arbol. Dejó miles de opiniones y análisis.

El Museo de Arte Moderno está más moderno y más activo que en tiempos en los que se creía nuevo, exageradamente artístico y snob. Refleja muy bien el plafón de público con tendencia a la cultura que visita San Telmo y aporta con su belleza a la unión de los sectores comerciales de la zona que, hasta hace poco tiempo demarcaban una San Telmo Norte y una ST Sur al cruzar la Av San Juan circulando por la epicéntrica calle Defensa. Y seguramente, teien más para dar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *