Dramas combinados: Covid y Recesión

Pordiario5

Oct 25, 2020

Cuando se aprobó la ley que permite a los pacientes terminales recibir la visita de un familiar, fue tardísimo. En esta redacción perdimos familiares y no pudimos verlos, cuando las posibilidades de que tal circunstancia no fuera tan cruel estaban tan abiertas como ahora. La burrada es permanente en el país, aunque quienes la determinen hayan estudiado años en universidades prestigiosas

De una emergencia a otra.

El gobierno, hace unas semanas, superó otro impasse financiero en Argentina y llegó a un acuerdo con los acreedores. Se evita el incumplimiento. Ahora, sin embargo, la Rosada enfrenta otro drama, esta vez sanitario. Argentina ha superado el millón de casos de coronavirus. Es el quinto país del mundo que alcanza esa cifra.

El último informe de las autoridades sanitarias indicó que las infecciones por Covid-19 desde marzo ascienden ahora a 1.002.662, y que las 451 muertes del último día han provocado que la cifra total de muertos ascienda a 26.716.

Hay aproximadamente 4.400 personas ingresadas en cuidados intensivos, con una tasa de ocupación del 64% en el territorio nacional y del 63,2% en el área metropolitana de Buenos Aires. El balance del invierno austral, que acaba de terminar, es verdaderamente alarmante; la Asamblea Legislativa de la Ciudad de Buenos Aires aprobó una ley que permite a los pacientes terminales de Covid en los hospitales de la capital recibir la visita de un familiar. La ley ya ha entrado en vigor. Hasta hace unas semanas el epicentro era la ciudad de Buenos Aires, que por cerca de 50 días vio detener la curva de contagios diarios entre 1.000 y 1.200, mientras que ahora el virus corre rápido incluso en las ciudades del interior.

La opción política fue garantizar una muerte digna, no en soledad: «Desde hace días, a un miembro de la familia de entre 18 y 60 años, que goza de buena salud y no está embarazada, se le ha garantizado la posibilidad de estar presente en los últimos momentos de la vida de un familiar», explica. el primer impulsor de la medida, Juan Facundo Del Gaiso, Legislador de Buenos Aires y líder del partido Coalición Cívica. “Sé que la medida ya está activa por los mensajes que recibo de los familiares de los enfermos. El proyecto de ley tomó forma al escuchar las historias de las familias de personas que murieron en absoluta soledad. Hoy, para tener acceso a las salas, se recibe una formación específica y se deben garantizar los mismos dispositivos de protección que tienen los médicos y enfermeras ».

Por el momento, el protocolo que autoriza las visitas solo está vigente en los hospitales públicos de Buenos Aires: «Es en el sistema de salud privado donde encontramos problemas», agrega Del Gaiso. «Las clínicas privadas, que también han sido invitadas a sumarse a la iniciativa, al no estar obligadas a implementar las medidas, no dejan pasar a los familiares y eso genera tensiones, aunque creo que se podrán resolver». El objetivo «es que se puedan dar pasos para garantizar un derecho humano fundamental, el de despedirse».

Argentina está experimentando una recesión económica severa , con una inflación que ronda el 50% anual y una inestabilidad social generalizada. El país ni siquiera ha podido garantizar los enlaces aéreos internos. Se espera que la aerolínea nacional, Aerolíneas Argentinas, reabra las rutas. Fuentes de la empresa han precisado que las operaciones regulares comenzarán en unos días, cuando el primer vuelo programado para ese día partirá de Ezeiza hacia Jujuy. Posteriormente, será el turno de salidas hacia Corrientes, Iguazú, Mendoza, San Luis y Ushuaia. El viernes habrá vuelos desde y hacia Córdoba, La Rioja, Salta, Resistencia, Posadas, Bariloche, Comodoro Rivadavia y Neuquén.

El resto de destinos se activarán de forma escalonada en los próximos días, así como el número de frecuencias diarias, que se irán incrementando progresivamente según la solicitud. Aerolíneas Argentinas recordó que no había reseteado vuelos por la emergencia del Covid, y que operó una gran cantidad de vuelos en modalidad «especial», con un estricto protocolo de bioseguridad adecuado a la normativa sanitaria y las recomendaciones de los organismos nacionales de control y control. internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *