• Diario 5 -Buenos Aires, sábado 27 de noviembre de 2021

Distinción para el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín

PorMonitor de Medios

Nov 17, 2021

La Fundación Konex anunció los ganadores de los premios Konex de Platino y de Brillante que entregarán el próximo 7 diciembre para distinguir a lo más destacados del espectáculo en la última década (2011 – 2020). El Gran Jurado presidido por Ricardo Darín e integrado por personalidades como Graciela Borges, Norma Aleandro y Leonor Manso, eligió para el Konex de Brillante a la actriz Marilú Marini, mientras que recibirán los Konex de Platino en las distintas categorías actores, directores, intérpretes y conductores, como Claudio Tolcachir, Luis Brandoni, Luis Ortega, Renata Schussheim, Alejandra Radano y Mauricio Dayub, entre otros. Y dentro de las menciones, se destaca al Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, dirigido por Adelaida Mangani.

El Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín de Buenos Aires es la primera y más importante compañía dedicada al teatro de títeres de la Argentina y uno de los elencos estables dedicados a este arte más destacados del mundo.

La Compañía fue creada en 1977 gracias al impulso del recordado maestro de titiriteros Ariel Bufano, quien acompañado por Adelaida Mangani inició su recorrido con la pieza David y Goliat de Sim Schwartz, espectáculo originariamente pensado para el público infantil pero que rápidamente fue conquistando también al adulto.

Tras esa primera experiencia, llegarían Carrusel titiritero, Amor de Don Perlimplín con Belisa en su jardín y La Bella y la Bestia, a través de los cuales el Grupo fue incorporando nuevas técnicas, sumando integrantes y llevando adelante puestas cada vez más ambiciosas, coronadas con el estreno, en 1983, de El gran circo criollo, verdadero clásico de la Compañía y una de las obras más convocantes en la historia del teatro argentino. Pensado por Ariel Bufano como un homenaje a los orígenes del teatro nacional y sus pioneros, los hermanos Podestá, con su inquebrantable vigencia este raro, hermoso y desconcertante espectáculo sigue sorprendiendo y emocionando a grandes y chicos.

Desde sus comienzos, Bufano, Mangani y los demás titiriteros involucrados en la gestación del Grupo tuvieron en claro que la compañía debía establecerse como un proyecto de investigación y desarrollo artístico y no como un mero productor de espectáculos. Con ese fin, en 1990 se creó el Taller-Escuela de Titiriteros “Ariel Bufano”, espacio de formación al que ingresan gratuitamente alrededor de veinte alumnos cada tres años para formarse como intérpretes titiriteros. Los egresados son profesionales en las artes del teatro, con una sólida comprensión del compromiso ético y son capaces de crear, interpretar, construir, dirigir y producir en teatro de objetos y títeres, así como en otras áreas de las artes del espectáculo.

Actualmente dirigido por Adelaida Mangani, a través del Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín, el Complejo Teatral de Buenos Aires continúa con una iniciativa sin precedentes en la historia del teatro nacional: el sostenimiento de un elenco con el apoyo económico y técnico necesario para emprender un trabajo fecundo alrededor de este arte milenario.

Luego de más de cuatro décadas, su significación se hace evidente en el repertorio, en la influencia ejercida sobre varias generaciones dedicadas a los títeres y en el reconocimiento unánime del público y de la crítica, que ha trascendido largamente las fronteras del país.

Importante distinción para el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín

«Una comunidad de espectadores sensibles»

«La Compañía ha sabido llevar adelante y sostener un proyecto con objetivos bien claros. Por un lado, el de constituirse como un equipo de exploración y desarrollo artístico, y no limitarse a producir espectáculos, más allá de su calidad. En esa senda, logró superar los prejuicios que confinaban al lenguaje titiritero a espectáculos destinados únicamente al público infantil. Y el hecho de que hoy se reconozca la importancia de los títeres en el Teatro se debe, en gran medida, a la labor de estos artistas», destacó Jorge Telerman, director del Complejo Teatral de Buenos Aires, en referencia a la distinción.

«Pero también, el Grupo de Titiriteros tuvo en claro desde sus inicios la necesidad de teorizar y sistematizar procedimientos que habían nacido del mero instinto y volcar todo lo aprendido en las nuevas generaciones de intérpretes-titiriteros -continuó Telerman-. Así nació a comienzos de los noventa el Taller-Escuela de Titiriteros “Ariel Bufano”, un espacio de formación único en su modalidad en Latinoamérica y con enorme prestigio entre los especialistas de Europa y de Estados Unidos».

«Sin embargo, es probable que el mayor logro del Grupo de Titiriteros sea el haber conformado una comunidad de espectadores sensibles que reconoce hoy a varias generaciones que continúan conmoviéndose con sus maravillosas creaciones», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *