• Diario 5 -Buenos Aires, lunes 17 de enero de 2022

Cuadro de situación

PorMarcelo Zanotti

Nov 8, 2021

Los cuidados que habrá que tener desde el resultado electoral de este año y durante algunos años para que la proyección a 2050 no agrave la situación social y sus efectos.

De ambos lados de las agrupaciones políticas más influyentes, realizan -incluso repitiendo fórmulas anteriores y sin necesidad de caer «por sorpresa»- acciones de características políticamente sanguinarias en busca de un efecto electoral, cada uno con su intención: el oficialismo procurando recuperar puntos tras los números adversos de la PASO, mientras que la oposición va por el knock out.

El FDT saca a relucir: causa por presunto espionaje de Macri a familiares del ARA San Juan, más su actitud de arrojar un micrófono del cronista de un medio de la oposición y cuestionamiento a Rodríguez Larreta por motivación del suicidio del Dr. René Favaloro.

Del lado de JxC: Audios en celular del ex-secretario de Estado Baratta que se suman a la causa cuadernos y documental de Gabriel Levinas sobre agresiones a ciudadanos jujeños por parte de Milagro Sala y la organización Tupac Amaru.

Circo sin pan, cuadro asegurado por los gobiernbos de ambas alianzas, pero que no sólo no asumen, sino que redoblan la apuesta, multiploicando las promesas de campaña en sus spots de video vacíos de propuestas concretas, esloganeros y -en buena cantidad- bizarros.

Y anticipamos aquí el informe del uso de la palabra odio por parte ambas baterías eso mismo. La gallina que cacarea es la puso el huevo. Estos dirigentes de 2021 están trabajando fuerte y con entusiasmo para que la guerra civil en la Argentina no pase de 2050.

La única manera de evitarlo es que el kirchnerismo y el macrismo desaparezcan pronto, o cual parece casi imposible, ya que la inmensa mayoría del pueblo argentino se está divirtiendo con cómo se pelean los motores del poder mientras a ellos, cada día, les sacan más derecho, más beneficios, más oder adquisitivo y más proyección hacia el futuro.

Habrá que encontrar -recién cuando la gente se avive, claro- algún grupo de personas que se dedique a neutralizar el indefectible camino hacia la desgracia máxima que estamos tomando con el progresismo pseudoliberal del kirchnerismo y liberalismo pseudoprogresista del Pro. Dos pequeñas pruebas que tienen cientos detrás y más importantes:

– Este gobierno le grita al FMI que las deudas no se cobren «a costa del hambre de nuestro pueblo», va a negociar «a lo que salga».
– El gobierno anterior se jactó de su imagen aperturista pero no consiguió las inversiones que quería y se enamoró de los subsidios.

Sea el FMI, la Thatcher, Pinochet, Bush, Chávez o Codesal, al argentino le encanta enojarse con los de afuera. Cualquiera diría que así el asado es más rico y el mate queda mejor cebado.

Cuando estudiamos historia, vemos siempre que que todas las guerras tienen antecedentes. Incluso la GCE 36-39. Ojo con las similitudes.

Este cuadro de situación es negado permanentemente por los comunicadores que trabajan para conseguir la preeminencia de las banderías aludidas, ya no unos en contra de los otros, sino unidos para combatir a quienes llevamos las verdades a la sociedad a través de vehículos más creíbles. Por ahora, no pueden.

Cuadro de situación

Cuadro de situación
Cuadro de situación

Cuadro de situación

Cuadro de situación

Cuadro de situación

Cuadro de situación
Cuadro de situación
Cuadro de situación

Cuadro de situación

Cuadro de situación
Cuadro de situación
Cuadro de situación

Cuadro de situación
Cuadro de situación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *