Ayer y mañana

Pordiario5

Feb 5, 2021

Entre las noticias del día, chispazos de una historia recuperable, si las convicciones de las generaciones jóvenes para lograrlo, son firmes

Habrá que contradecir la frase «El futuro que no viene, el pasado que se fue», de una canción de Alejandro Lerner. Si hay algo que queda por debajo de los niveles de pasado y futuro, es el presente que se vive en la Argentina.

Sólo hay Ayer y Mañana

La construcción de ferrocarriles en la segunda mitad del siglo XIX aumentó el poder económico de la Ciudad de Buenos Aires, a medida que las materias primas fluían hacia sus fábricas, y la ciudad se hizo multicultural. Se ubicó entre las principales capitales americanas, con altísima raigambre europea.

El Teatro Colón fue clave. Surgió como uno de los lugares de ópera más importantes del mundo y eso produjo un eco mundial sobre la energía cultural de la capital Argentina

Las principales avenidas de la ciudad se construyeron en esos años, y los albores del siglo XX vieron la construcción de los edificios más altos de América del Sur y la primera red de metro.

En la década de 1920, Buenos Aires era un destino favorito para los inmigrantes de Europa, así como de las provincias más pobres y los países vecinos. Los grandes barrios de chabolas, llamados (villas miseria), comenzaron a crecer alrededor de las áreas industriales de la ciudad, lo que generó grandes problemas sociales, que contrastaban marcadamente con la imagen de Argentina como un país rico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *