Sustanciosa Encíclica Papal

francisco06Muy de acuerdo con varios de los mensajes centrales de las entidades y el periodismo argentinos dedicado a la Integración y -especialmente- a la inclusión, el Papa Francisco ha señalado en su última encíclica, aspectos determinantes para la vida del hombre en la actualidad.

También se condicen con los temas planteados por  las organizaciones que nuclean a quienes permanentemente están atentos en cubrir necesidades de personas vulnerables, particularmente cuando se habla de valores y las crisis en las que los mismos valores caen.

En esta Encíclica, Francisco encara una fuerte Critica Al Consumismo y La Cultura Del Descarte, remarca que el Acceso al Agua es invariablemente un Derecho Humano y que los Agrotóxicos son Agrotóxicos, por lo tanto son sólo tóxicos.

En cuanto a la Vida Urbana, el Papa habla de lo definitivamente inviable de una «Ciudad Verde» y de la diferenciación social lograda por el establecimiento de Barrios Privados y Countries.

Equipara a la Justicia Ambiental con la Justicia Social, por lo que, indefectiblemente acelera su critica a los Medios de Comunicación y los Centros de Poder.

Hace referencia a la solapada y disimulada Deuda Ecológica entre Norte y Sur y abre, por primera vez, una punzante crítica a la Tecnocracia.

Francisco alza las banderas de reivindicación al accionar de las Organizaciones Sociales y señala con calificativos delatores a la Economía Verde, las «Soluciones» de Mercado (al que lo llama irónicamente “divinizado” y a la Ecología Superficial.

El Papa se planta contra las Guerras, y encima “guerra por Recursos”. Eleva una fuerte crítica a la idea de hegemonía para diferenciar el Desarrollo de una Nación frente a otras. Lo mismo con el Progreso.

Bergoglio insta a enfrentar el freno de la carrera loca por la economía. Dice: “Ha llegado la hora d aceptar cierto decrecimiento en algunas partes del mundo aportando recursos para que se pueda crecer sanamente en otras”

Remarca que la Conversión Ecológica está asociada a la esperada Conversión Comunitaria, mientras que
Le asigna una “Función Social” a la Propiedad.

En el párrafo más comentado en los centros de poder financiero y ultraliberales, el Papa Francisco dice, sin medias tintas: «La tradición cristiana nunca reconoció como absoluto o intocable el derecho a la propiedad privada”.

Denuncia el inmenso poder de las empresas y personas que se benefician del Agronegocio, desarrollan compulsivamente productos transgénicos y afectan a las Comunidades Indígenas, de quienes remarca que no reclaman sus tierras como un bien económico sino como un Don de Dios

El Papa plantea no sólo críticas sino caminos de solución. Y la más clara de ellas para, definitivamente, disipar los más fuertes conflictos humanos es lo que Francisco ha dado en llamar “Diálogo De Saberes”.

Esto significa que nos propone que reunamos a quienes están más preparados para que trabajen por soluciones. Sólo quedará por resolver cómo, en medio de la gigantesca soberbia de los poderosos, elegiremos a los que más saben y los dejaremos actuar libremente buscando solucionar los problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *