• Diario 5 -Buenos Aires, sábado 15 de junio de 2024

La historia de la migración armenia hacia la Argentina es un relato fascinante de resiliencia, adaptación y enriquecimiento cultural. Si bien no fue un proceso masivo como en otros países, la comunidad armenia ha dejado una huella profunda en la sociedad argentina.

Los primeros pasos se dieron a finales del siglo XIX y principios del XX. Aquellos primeros armenios llegaron a la Argentina escapando de las persecuciones y masacres en el Imperio Otomano, la actual Turquía. Buscaban un refugio seguro y la posibilidad de construir una nueva vida.

Buenos Aires como punto de entrada fue una bendición. La mayoría de los inmigrantes se establecieron en nuestra ciudad, particularmente en los barrios de Palermo y Villa Crespo. Con el tiempo, la comunidad se organizó y fundó iglesias, escuelas y centros culturales para preservar su identidad y tradiciones.

Resulta casi innecesario analizar las motivaciones que este pueblo encontró para emigrar. Naturalmente, el Genocidio Armenio (1915-1923) fue excluyente. El horror de la masacre fue el principal motor de la migración armenia a la Argentina y al mundo. Los sobrevivientes buscaban escapar del trauma y la persecución.

Por supuesto que las oportunidades económicas que podía brindar la Argentina, con su economía en crecimiento y su sociedad abierta a la inmigración, eran un punto a favor.

Los armenios han enriquecido la cultura argentina con su música, danza, gastronomía y arte y han contribuido al desarrollo económico del país a través de su trabajo en diversos sectores, como el comercio, la industria y las profesiones liberales.

En cuanto al aporte educativo, la comunidad ha establecido escuelas que no solo sirven a la población armenia, sino que quedaron abiertas a toda la comunidad.

Los armenios mantuvieron vivo su idioma y su fé cristiana apostólica armenia a través de las generaciones.

En cuanto a la conmemoración del Genocidio, este acto de Memoria colectiva es una parte fundamental de la identidad de la comunidad armenia, que se conmemora anualmente cada 24 de abril.

En la actualidad, si bien no es una de las comunidades armenias más grandes del mundo, en Buenos Aires es activa y vibrante. Sus miembros siguen contribuyendo al desarrollo del país y mantienen fuertes lazos con su herencia cultural.

Para saber más:

Centro Armenio – Iglesia y
Armenia 1353 · 4772-8174

Sala Siranush
Armenia 1353 – 4775-2877

Centro Cultural Armenio – Lugar de culto
Armenia 1366

Asociación Cultural Armenia – Asociación sociocultural
Armenia 1366 · 2863-6327

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *