• Diario 5 -Buenos Aires, jueves 22 de febrero de 2024


El año pasado, en vísperas del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina (MGF), el 6 de febrero de 2023, autoridades de la CEE (*), se unieron para reafirmar el firme compromiso de la Unión Europea para erradicar la mutilación genital femenina en todo el mundo y adoptaron las siguientes medidas declaración:

“La mutilación genital femenina es una violación de los derechos humanos y una forma de violencia contra las mujeres y las niñas. La mutilación genital femenina no tiene beneficios para la salud y causa daños de por vida a mujeres y niñas.

Afecta a más de 200 millones de personas en todo el mundo, de las cuales se estima que 600.000 viven en Europa. Debemos tomar medidas decididas para lograr cambios y erradicar esta práctica si queremos cumplir con el plazo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (meta 5.3) de cero mutilación genital femenina para 2030.

Transformar las normas sociales y de género asociándonos con hombres y niños es clave para poner fin a la mutilación genital femenina. La UE ha estado apoyando el Programa Conjunto UNFPA-UNICEF para la Eliminación de la Mutilación Genital Femenina con 18,5 millones de euros desde 2016, estableciendo 1.758 coaliciones de hombres y niños.

El año pasado, la Comisión propuso normas a nivel de la UE para combatir la violencia contra las mujeres. Las nuevas normas incluirán la penalización de la mutilación genital femenina en toda la UE. Este año también presentaremos una recomendación sobre cómo prevenir, en primer lugar, prácticas nocivas contra mujeres y niñas.

A menudo, la mutilación genital femenina no se practica en la UE, sino en un tercer país, donde se traen niñas con ese fin. A partir de marzo, la policía y los guardias fronterizos recibirán alertas cuando estén tratando con una persona en riesgo de sufrir violencia de género, incluida la mutilación genital femenina, gracias al Sistema de Información Schengen actualizado.

Al celebrar este año el 75º(**) aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos, ha llegado el momento de que las mujeres y las niñas estén libres de la violencia de una vez por todas. Es nuestra responsabilidad proteger su derecho a la seguridad y a la autonomía corporal. La mutilación genital femenina debe terminar”. 

 

La mutilación genital femenina (MGF) comprende todos los procedimientos que implican la extirpación parcial o total de los genitales externos femeninos u otras lesiones de los órganos genitales femeninos por razones no médicas, según lo define la Organización Mundial de la Salud. Se estima que 190.000 niñas sólo en 17 países europeos corren el riesgo de ser mutiladas, mientras que 600.000 mujeres viven con las consecuencias de la mutilación genital femenina en Europa. Cada año, al menos 20.000 mujeres y niñas llegan a Europa desde países con riesgo de mutilación genital femenina en busca de asilo. La mutilación genital femenina se lleva a cabo erróneamente por diversas razones culturales o sociales en niñas desde la infancia hasta los 15 años. La mutilación genital femenina constituye una forma de violencia contra mujeres y niñas; tiene graves consecuencias físicas y psicológicas para toda la vida.

La Comisión Europea está firmemente comprometida a poner fin a todas las formas de violencia de género en consonancia con las políticas de igualdad de la Unión. Este compromiso se describe en el Plan de Acción de la UE sobre Derechos Humanos y Democracia 2020-2024 , la Estrategia de Igualdad de Género de la UE 2020-2025 , el Plan de Acción de Género de la UE III y la Estrategia de la UE sobre los Derechos del Niño , cuyo objetivo es poner fin a la violencia contra los niños, incluida la mutilación genital femenina, tanto dentro como fuera de la UE. De acuerdo con estas políticas y nuestro compromiso de poner fin a la mutilación genital femenina en Europa y en todo el mundo, apoyamos y cooperamos con los sobrevivientes, las familias y comunidades afectadas, los expertos y los responsables políticos.

La criminalización de la mutilación genital femenina es necesaria según el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica. El Convenio está firmado por todos los Estados miembros de la UE y hasta ahora ha sido ratificado por 21 Estados miembros. La Comisión ha estado trabajando junto con el Consejo para lograr la adhesión de la UE a la Convención y sigue plenamente comprometida con la adhesión a la UE.

El 8 de marzo de 2022, la Comisión presentó una nueva propuesta para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica y adoptará una Recomendación específica sobre la prevención de prácticas nocivas, incluida la mutilación genital femenina, en 2023. Esto incluiría apoyo y protección adicionales y especializados para sus víctimas.

El Programa Ciudadanos, Igualdad, Derechos y Valores (CERV) ofrece financiación para proyectos que abordan la violencia de género, incluida la mutilación genital femenina. En el marco de la convocatoria de propuestas DAPHNE 2022, se seleccionaron diez proyectos y se les otorgaron 5,6 millones de euros para abordar cuestiones como la prevención del matrimonio infantil en la comunidad romaní en Bulgaria, espacios seguros para que las mujeres y niñas inmigrantes compartan sus experiencias en Luxemburgo y más. en general, involucrar a los jóvenes para prevenir la mutilación genital femenina en Europa.

Las autoridades nacionales ya pueden confiar en el renovado Sistema de Información de Schengen. Proporciona una nueva categoría de alerta para evitar los viajes de posibles víctimas identificadas, protegiendo a mujeres y niñas vulnerables en riesgo de convertirse en víctimas de violencia de género, incluida la mutilación genital femenina.

La Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño de 1989 , de la que son parte todos los Estados miembros de la UE, también condena la violencia contra los niños, incluida la mutilación genital femenina. En 2021, la Comisión adoptó una Estrategia integral de la UE sobre los Derechos del Niño , que contiene acciones y recomendaciones concretas para poner fin a todas las formas de violencia contra los niños, incluida la mutilación genital femenina.

En el contexto de la acción exterior y la cooperación al desarrollo, poner fin a la mutilación genital femenina sigue siendo una acción clave en el marco del Plan de Acción de la UE sobre Derechos Humanos y Democracia 2020-2024 y el Plan de Acción de Género de la UE 2021-2025 . Esto se refleja en diálogos políticos, así como en acciones concretas, por ejemplo, a través del apoyo al Programa Conjunto Mundial UNFPA/UNICEF para la Eliminación de la Mutilación Genital Femenina , la Iniciativa del Equipo Europa sobre Salud y Derechos Sexuales y Reproductivos en África , y Spotlight Programa Regional de África , que dedicó 7,5 millones de euros a abordar esta práctica en 17 países socios. A pesar de las restricciones durante la pandemia de COVID-19, alrededor de 650.000 mujeres y niñas recibieron servicios contra la violencia de género, incluido apoyo para la prevención de prácticas nocivas. La UE también apoya proyectos que abordan la mutilación genital femenina a nivel nacional a través de su Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH). Por ejemplo, en Somalia, la UE apoya el empoderamiento de las OSC para ejercer presión y abogar por la adopción de políticas sobre la mutilación genital femenina, mientras que, en Sudán, la UE apoya la reforma legislativa para el abandono de la mutilación genital femenina en las comunidades rurales.

La UE también ha estado apoyando el Programa Conjunto UNFPA-UNICEF para la Eliminación de la Mutilación Genital Femenina con una contribución total de 18,5 millones de euros desde 2016. La UE busca transformar las normas sociales y de género asociándose con hombres y niños, lo cual es clave para poner fin a la mutilación genital femenina. Para 2021, el programa había establecido 1.758 coaliciones de hombres y niños para abogar activamente por la eliminación de la mutilación genital femenina en sus familias y comunidades.

El Pacto sobre migración y asilo presentado por la Comisión en septiembre de 2020 también tiene como objetivo reforzar las salvaguardias de protección disponibles para las personas con necesidades especiales y garantiza el derecho a recibir protección internacional de mujeres y niñas que temen ser perseguidas o corren el riesgo de sufrir mutilación genital femenina.

* el Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad/Vicepresidente de la Comisión, Josep Borrel l, Vicepresidente de Valores y Transparencia, Věra Jourová, la vicepresidenta de Demografía y Democracia, Dubravka Šuica , la comisaria de Igualdad, Helena Dalli , y la comisaria de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen
**Ahora, 76º

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *