• Diario 5 -Buenos Aires, viernes 19 de julio de 2024

No todas las policías del mundo utilizan las pistolas Taser como una alternativa a las armas de fuego. La polémica está permanentemente abierta. Siempre hay situaciones en las que es necesario someter a los sospechosos pero en las que no se justifica disparar. Dicho con crudeza pero sin mentiras: evitar un balazo.

Lo más extremo en esta problemática es que en algunos lugares de los Estados Unidos, los civiles también pueden utilizar estos dispositivos para defensa propia  en algunas jurisdicciones, aunque las regulaciones relativas a su posesión y uso varían ampliamente.

Si bien las Tasers generalmente se consideran opciones «menos letales», son un  permanente objeto de controversia con respecto de su seguridad y el siempre temido potencial de uso indebido.

 

Dale que te dale

En algunos casos, el uso repetido o prolongado de Taser ha provocado lesiones o incluso la muerte, especialmente entre personas con ciertas condiciones médicas o cuando se usan de manera inapropiada.

En general, las Taser están diseñadas para proporcionar a los agentes del orden y a los civiles una herramienta para «incapacitar objetivos» de forma segura en situaciones en las que el uso de fuerza letal sería excesivo o innecesario. Sin embargo, para garantizar que las Taser se utilicen de manera responsable y eficaz, es absolutamente necesario que se realice una capacitación correcta, directrices muy criteriosas y una supervisión adecuada y constante de su operatividad.

Los Taser no son legales en todos los países europeos. En algunos países, son legales únicamente para uso policial. En otros, son legales para uso personal con un permiso. Y en otros, son ilegales tanto para uso personal como para uso policial.

A continuación se ofrece una breve descripción de la legalidad de las Taser en algunos países europeos:

  • Austria: las Taser son armas legales únicamente para uso policial.
  • Bélgica: son legales para uso personal con un permiso.
  • Dinamarca: son ilegales tanto para uso personal como para uso policial.
  • Francia: legales únicamente para uso policial.
  • Alemania: son ilegales tanto para uso personal como para uso policial.
  • Italia: son legales para uso personal con un permiso.
  • Países Bajos: legales para uso personal con un permiso.
  • Noruega: son absolutamente ilegales.
  • Polonia: legales para uso personal con un permiso.
  • España: legales para uso personal con permiso.
  • Suecia: Las Tasers, tanto para uso personal como para uso policial, son ilegales.
  • Suiza: son legales para uso personal con un permiso.
  • Reino Unido: únicamente para uso policial son legales.

La gran variedad de normativas norteamericanas

En los Estados Unidos, las Tasers son legales para el uso y la propiedad de los consumidores en 49 estados, siendo los estados de Hawaii , Nueva York , Nueva Jersey y Massachusetts los más recientes en autentificar el uso de Tasers por parte de los ciudadanos. Rhode Island es el único estado donde la compra, posesión y uso de Taser son ilegales.

Treinta y tres estados y el Distrito de Columbia permiten a los ciudadanos poseer y utilizar armas Taser sin licencia o permiso. Sin embargo, esto no significa que no existan requisitos. Todos los estados tienen un requisito de edad. Generalmente es 18 años, pero puede ser tan solo 16 en algunos estados como Florida. Además, nadie que haya cometido un delito grave puede comprar o poseer una Taser. Así, esos Estados también quieren garantizar que las Tasers se utilicen únicamente para defensa propia. Otro propósito no es legal en ningún estado.

Existen algunas interesantes restricciones. Una de las más comunes, como en tantos casos europeos, es la necesidad de un permiso. Delaware, Kansas, Mississippi, Carolina del Norte y Wisconsin requieren un permiso si el propietario oculta la pistola Taser.

Otra restricción popular es limitar dónde se pueden llevar armas Taser. Georgia, Kansas, Nueva Jersey, Carolina del Norte, Virginia, Washington, Wisconsin y el Distrito de Columbia prohíben las armas Taser en la propiedad escolar. Virginia también prohíbe las Tasers en aeropuertos, juzgados y autobuses, mientras que el Distrito de Columbia no las permite en instituciones penitenciarias ni en ningún edificio operado o propiedad de DC. Dakota del Norte no permite pistolas Taser en ningún establecimiento que sirva alcohol ni en ninguna sala de juego. Se requieren verificaciones de antecedentes para comprar una Taser en Hawái, Maryland , Massachusetts y Minnesota. Esto ayuda a garantizar que quienes tienen antecedentes penales no puedan comprar una Taser ilegalmente.



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *