• Diario 5 -Buenos Aires, miércoles 12 de junio de 2024

 

Balvanera. Decenas de sillitas recién pintadas en rosa y celeste se disponen a salir del taller para ubicarse en un Jardín de Infantes.

La fabricación de pequeñas sillas de madera para una guardería implica varios pasos, entre los que se incluyen el diseño, la selección de materiales, la construcción y el acabado.

Un tamaño y diseño apropiados es lo primero. Las sillas deben fabricarse según el grupo de edad de los nenes del jardín de infantes. El diseño debe ser seguro, cómodo y adaptado a ellos.

Para la selección de materiales, una madera resistente y liviana es lo mejor. Pino está bien. La madera debería estar esté libre de defectos.

Se utilizan sierras y fresadoras para cortar la madera en la forma de silla deseada. Se redondean los bordes y las esquinas para que las sillas no lastimen a los chicos.

Se unen las piezas cortadas. Aquí rigen técnicas de carpintería personalizadas. El uso de tacos, tornillos y pegamentos requiere de una mano maestra.

Viene la parte en la que hay que asegurarsede  que las sillas queden estables y puedan soportar el peso de un chico, incluso de físico más grande.

Hay que lijar bien las sillas para eliminar los bordes ásperos, astillas o imperfecciones, hasta lograr una superficie lisa para pintar

Lo mejor siempre es aplicar una base, barniz o imprimación para madera. Así se preparar la superficie para ser pintada. Esto ayuda a que la pintura se adhiera mejor y proporciona un acabado más uniforme.

Utilizar pintura no tóxica es lo correcto. El celes te y el rosa sonlo estádar pero un set multicolor  de sillitas queda hermoso.

Usar una pistola rociadora para obtener una capa uniforme es cómodo pero pintar a mano con pinceles para diseños más complejos es más profesional. Al aplique varias capas, dejando que cada una se seque antes de aplicar la siguiente se eleva la calidad de los productos.

Hay detalles adicionales, como patrones o plantillas, para que las sillas sean visualmente atractivas para los chicos y chicas.

La protección final puede obtenerse aplicando un sellador transparente (siempre libre de toxicidad). Esto también hace que las sillas sean más fáciles de limpiar.

De aquí en más todos los controles de calidad darán positivo.

De todos modos, se inspecciona cada silla en busca de defectos y para asegurar el cumplimiento de los estándares de seguridad y las especificaciones de diseño.

Antes de embalar, se realizan las últimas pruebas de peso y estabilidad

Se entrega la producción

A los tronos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *