• Diario 5 -Buenos Aires, jueves 11 de julio de 2024

Sábado de sensaciones.

Miles de personas generaban en las calles de Buenos Aires un bullicio diferente y muy esperado. Incluso hubo jóvenes que «levantaban campamento» de su encuentro con amigos, con la intención de no estirar la noche como era costumbre, para poder ir a casa e intentar descansar para poder estar temprano recorriendo la ciudad llena de votantes que irían de un lado a otro.

Extraña y dulce vigilia.

Lo que vendría al día siguiente superaría todas las expectativas.

Para muchos, una de las más impactantes situaciones fue la inmensa cantidad de reencuentros que se producían en los barrios, dado que la mayoría de los «mudados», no había registrado un cambio de domicilio. Hasta se observaron entrecruzamiento de miradas entre personas que tuvieron o intentaron tener historias de amor. Ahí, justo en la misma esquina en la se relojeaban años atrás, ese 30 de octubre traía imágenes de una vida que parecía haberse diluido en la memoria.

La noche del 29 de octubre de 1983 en Buenos Aires parecía perfecta. Y vaya si lo era. Dos generaciones votarían por primera vez. Algunas personas llegaban a ese debut con 28 años. Eran quienes no habían cumplido la edad para votar en la última convocatoria a sufrafios, el 23 de septiembre de 1973.

Todos los barrios de Buenos Aires estaban en ebullición. Como lo estaba cada rincón de la Argentina. Cada uno tenía una teoría acerca de  cómo lo habíamos logrado o quién había sido el padre de esa batalla ganada para el Pueblo. Pero ésa era una discusión menor al lado de ver a los argentinos disfrutando de la llegada de una Democracia que se vislumbraba definitiva.

Y ese día dijimos adiós al Estado de Sitio que duró más de siete años.

 

 

Carlos Allo

Editor de Diario 5 y Ensamble 19. Productor integral de Radio Clasica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *