• Diario 5 -Buenos Aires, miércoles 21 de febrero de 2024

Del mismo modo en que se observa al técnico realizando el calentamiento de la pintura asfáltica para dar remate a una señal de tránsito sobre una bicisenda, es obligación para garajes privados y edificios con cocheras.

En la Argentina, la historia del material de lata densidad sobre el pavimento comienza a principios de los 70’s, cuando se aplicó por primera vez el Lumicot para las sendas peatonales del centro porteño.

Siempre la pintura para marcar asfalto se utiliza para símbolos calles, rutas, y estacionamientos. Una aplicación especial para señalizar en diversos deportes.

Históricamente se aplicó una pintura a base de agua. Hoy es revalorizada, dado que resulta respetuosa con el medio ambiente y es fácil de aplicar. Pero sólo sirve para aplicaciones temporales o menos exigentes.

La pintura utilizada en la mayoría de las calles de las ciudades con calles de alta transitabilidad en todo el mundo es la termoplástica. Para marcar asfalto con pintura termoplástica, se calienta a alta temperatura y se aplica en forma líquida. Al enfriarse, forma una marca duradera, reflectiva y muy visible. Las marcas termoplásticas se utilizan en calles y rutas para todo tipo de señalización, incluyendo cruces peatonales.

Durante un tiempo fue común el uso de Pintura epoxi en rutas nacionales y provinciales, tal como la la Pintura a base de Solvente, una oferta con poco perfil, sigue siendo alternativa en algunos municipios del país.

El proceso de aplicación de pintura para marcado asfáltico.

El primer paso es la limpieza de superficie. Nada de escombros o piedritas. Incluso, cualquier marca o pintura previa debe eliminarse o cubrirse, según sea necesario.

La disposición para el marcado suele ser lo más interesante y lo que al público más le llama la atención. Se miden y marcan las líneas o símbolos a pintar. Históricamente se utilizó tiza para premarcar la líneas o plantillas.

Dependiendo del tipo de pintura que se utilice, puede aplicarse mediante métodos manuales o industriales. Los sencillos son la brocha y el rodillo. Se pueden usar diferentes tamaños para marcajes a pequeña escala o detallados.

Para áreas más grandes y aplicación más rápida suele utilizarse Pulverizador y aerosoles especiales (Airless).

Pero en Buenos Aires veremos al equipo de aplicación termoplástica, con un camión que transporta el producto y un equipo de profesionales que utilizan diferentes elemento para cumplir con las diferentes etapas del pintado, incluido el soplete que, al calentar la pintura de contraste, establece un sellado de gran adhesión a la capa asfáltica:

En la pintura termoplástica, los equipos trabajan en este orden: calentar, derretir, pasar la pintura, secado y curado

Existen pinturas para marca asfáltica que incluyen partículas de vidrio reflectivo u otros materiales para mejorar la visibilidad durante la noche o en condiciones de poca luz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *