• Diario 5 -Buenos Aires, miércoles 21 de febrero de 2024

El absurdo laberinto de posibilidades incompletas de cargar la tarjeta SUBE habla a las claras de que la decadencia nacional abarca de lleno el pago anticipado del crédito para viajar en el transporte público.

En las ventanillas del Subte no hay opción de validación de la carga online realizada previamente. Ridículo.

Nadie que se pase el día entero viajando  para realizar su «grandes gestiones», con su culo en el asiento de un automóvil, podrá entender que dejando de solucionar cualquier problema en el transporte público, por pequeño que sea, es agregar un hachazo la calidad de vida de un país. ¿Y de quiénes tenemos la certeza plena de que se mueven a todas partes poniendo su culo en el asiento de un automóvil? De todos los funcionarios públicos de esta Nación.

¿Puede ser tan difícil entender que si los aparatos que se usan en las Boleterías del Subte para cargar de crédito la Tarjeta SUBE, no validan las cargas online, justo ahí, a pasos del molinete, el Servicio de Subterráneo se está burlando de la gente?

¿Es tan complicado aceptar que la empresa EMOVA está estafando a los pasajeros al no hacer la inversión correspondiente para que los validadores de la carga online de la tarjeta con la que viajamos estén disponibles en todas las estaciones?

¿De verdad se banca esto la gente que lo ve, lo vive y lo sufre todos los días?

¿O es que se trata de un archi criminal complot contra Carlos Allo? Porque Carlos Allo lo ve, lo vive y lo sufre.

A esto hay que sumarle que los validadores de la SUBE del Banco Nación no funcionan en el 40% del tiempo.

Y otra pregunta que deberían responder los calamitosamente responsables de los tres gobiernos que hundieron a la Argentina para siempre, es decir: Cristina Fernández de Kirchner, Mauricio Macri, Alberto Fernández y sus respectivos y sucesivos incapaces ministros de Economía, Martín Lousteau, Carlos Rafael Fernández, Amado Boudou, Hernán Lorenzino, Axel Kicillof, Alfonso Prat-Gay​, Nicolás Dujovne, Hernán Lacunza, Martín Guzmán, Silvina Batakis y Sergio Massa: ¿No les vienen pidiendo a la población que se maneje bancarizadamente, con el menor margen posible de uso de dinero en efectivo?

La empresa licenciataria de los Subterráneos de Buenos Aires está muy cómoda en su posición de cobrar a los pasajeros por lo que que a ellos les correponde abonar por los viajes y de cobrarle al Estado por los subsidios que cubren una parte importante del valor real de esos pasajes. Pero se enfrenta al personal del Subte y no pone ni el más mínimo empeño en la resolver los problemas que los pasajeros tienen para viajar en el Subte, aunque ya hayan entregado su dinero desde sus cajas de ahorro .

Una burla suplementaria es apelar al argumento de que algunos celulares cuentan la nueva tecnología NFC, con capacidad de transmitir validación de escaneo de tarjetas. Es carísimo un celular con esa capacidad. Y pueden llegar a pasar años para que – si se lograra- sea masivo.

La inversión en validadores  la tiene que hacer EMOVA.

Y no lo hace.

Nos está robando. Y con la complicidad de todos los funcionarios que jamás usan transporte público. Los que votamos y los que ellos asignan. La gente más estúpida de esta lastimada nación siempre bree que la culpa de las cosas la tienen los políticos con los que ellos no simpatizan, en vez de cree que aquellos con quienes sí simpatizan son -casi seguramente- los peores cagapatria de la la Argentina.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *