• Diario 5 -Buenos Aires, miércoles 17 de abril de 2024

Hospitales: Cómo se gestionan

Algunos de los médicos más experimentados en los 33 hospitales porteños han pasado por los cursos de Administración hospitalaria disponibles en la Argentina. Los aspectos más sobresalientes que se tratan son la organización de un Centro de Salud, Gestión y estrategia del servicio, Costos en las organizaciones de salud, Elaboración de problemas.

Una vez establecidas las bases de los conocimientos y puesta a prueba de las habilidades para lidiar con lo principal en u una institución médica, el curso ingresa en la etapa de Gestión por procesos y las herramientas adecuadas para la gestión general, su control con elaboración de indicadores y la gestión final por la calidad.

Todo este programa de aprendizaje se complementa con Historia de la medicina y de las políticas sanitarias, especialmente para desarrollar capacidades comparativas, tanto en planes a largo plazo como en situaciones administrativas urgentes para cualquier nosocomio.

Los hospitales y las clínicas médicas son organizaciones complejas que requieren una gestión y coordinación eficientes para brindar servicios de atención médica de calidad. La estructura y los procesos específicos varían según el tamaño y el tipo de centro de atención médica.

Los hospitales y las clínicas suelen tener una estructura de liderazgo. Se trata de una junta directiva, administradores, directores médicos y jefes de departamento. El equipo de liderazgo establece la visión, la misión y los objetivos estratégicos de la organización, supervisa las operaciones y garantiza el cumplimiento de las normas y los estándares de calidad.

Son necesarias varias funciones administrativas para respaldar las operaciones diarias de un centro de atención médica. Los recursos humanos, las finanzas y contabilidad, la gestión de compras y cadena de suministro deben ser un aparejo perfecto de funcionamiento. los servicios de Terapia Intensiva, mantenimiento de instalaciones y cumplimiento legal y normativo no pueden ser abandonados ni una hora en una clínica u hospital.

Los centro médicos emplean a profesionales para brindar servicios de atención médica. Aparte de los médicos, enfermeras, cirujanos, especialistas y terapeutas, el staff de técnicos y personal de apoyo debe estar cuidadosamente elegido. El personal médico brinda diagnóstico, tratamiento y atención al paciente en diferentes departamentos y especialidades, como medicina de emergencia, cirugía, pediatría, medicina interna y más.

El registro de pacientes es un paso crucial en el proceso de atención médica. El personal de recepción recopila información del paciente, detalles del seguro e historial médico. Los sistemas de programación de citas ayudan a administrar las visitas de los pacientes, asignar recursos y optimizar el flujo de pacientes dentro de la instalación.

Brindar atención de calidad al paciente es el enfoque principal de un hospital o clínica. Esto implica varios procesos, como triaje, diagnóstico, planificación del tratamiento, administración de medicamentos, cirugías, terapias y rehabilitación. Diferentes departamentos y unidades colaboran para brindar servicios integrales de atención médica, que incluyen atención de emergencia, atención para pacientes hospitalizados, atención para pacientes ambulatorios y tratamientos especializados.

La gestión eficaz de la información del paciente es fundamental en el cuidado de la salud. Los hospitales y las clínicas mantienen registros de salud electrónicos (EHR) o sistemas de registros médicos para documentar los datos del paciente, incluido el historial médico, los resultados de las pruebas, los tratamientos y las recetas. La gestión de la información garantiza la confidencialidad, la integridad y la accesibilidad de los registros de los pacientes al mismo tiempo que cumple con las normas de privacidad de datos.

Los centros de atención médica se adhieren a los procesos de garantía de calidad y las normas reglamentarias para garantizar la seguridad del paciente, el control de infecciones y la calidad general de la atención. Esto implica monitorear los resultados clínicos, implementar prácticas basadas en evidencia, realizar auditorías y mantener la acreditación de los organismos de atención médica relevantes.

Los hospitales y las clínicas manejan los procesos de facturación y seguros para recibir el pago por los servicios prestados. Esto incluye la verificación de la cobertura de seguros, el procesamiento de reclamaciones y la gestión de los ciclos de ingresos. La gestión financiera adecuada y la optimización de los ingresos son esenciales para la sostenibilidad de la organización.

Para mantenerse al día con los avances médicos y las mejores prácticas, los hospitales y las clínicas invierten en programas de capacitación y desarrollo del personal. La educación continua y el desarrollo profesional ayudan a los profesionales médicos a mejorar sus habilidades, adaptarse a las nuevas tecnologías y mejorar la atención al paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *