• Diario 5 -Buenos Aires, domingo 19 de mayo de 2024

Prueba y error

Esa fue la base del método de seguridad establecido para la fiesta de recepción a los jugadores de la selección Argentina, campeones del mundo, que le brindaría su pueblo.

No es culpa de nadie.

No estaba en los cálculos de nadie que nos enfrentaríamos a la manifestación popular más grande de la historia Argentina, superando a las convocatorias políticas del 17 de octubre de 1945, de la obtención del Campeonato de Mundo en 1978, del «Alfonsinazo» en el Obelisco, de 1983 y de las Misas del Papa Juan Pablo II durante la Guerra de Malvinas 1982, tanto en Palermo como en en la Basílica de Luján.

No hay que dejar de tomar en cuenta que «prueba y error» con aproximadamente dos millones de personas en las calles no es algo sencillo.

Pero salió bien.

En realidad, muchos consideraban que tantos cambios de planes en poco tiempo, provocando el traslado de la marea de gente de un punto al otro de la Ciudad de Buenos Aires, habría podido caldear los ánimos de las personas que, tras esperar por horas, con mucho fervor y ansiedad, la posibilidad de ver a los jugadores, se les anunciara que eso era imposible.

Y era, en realidad, imposible cumplir con el plan de que un omnibus con la Scaloneta pasara por al lado del público en todo su recorrido.

La decisión de que se subieran a cinco helicópteros y sobrevolar a la multitud que quería saludarlos, terminó siendo una buena salida.

También es probable que a partir de hoy comiencen a aparecer los «Padres de la criatura». El tironeo vendrá entre los responsables de la seguridad en los órdenes nacional, de la provincia de buenos aires y de la ciudad de buenos aires. Estamos hablando de Aníbal Fernández, Sergio Berni Marcelo d’alessandro.

Será interesante escucharlos chicanearse por este tema. Como los miembros de la delegación no estaban dispuestos a ningún tipo de vínculo con dirigentes que pudiesen aprovechar la presencia de las figuras del grupo deportivo para obtener algún rédito de orden político, sea personal o partidario, lo único que les quedó para demostrar delante del futuro electorado, fue un operativo que les salió bien, cuando el temor se había apoderado de personas, instituciones y protagonistas.

Masivamente una inmensa porción de los argentinos salió a la calle a agradecer a los jugadores que le generaron la alegría más importante del siglo a su gente.

Después, veremos.


Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

 

Prueba y error

BRASIL
Prueba y error

Prueba y error

 

Prueba y error

Prueba y error

PARAGUAY

Prueba y error

Prueba y error

 

CHILE
Prueba y error

 

Prueba y error

 

COLOMBIA

Prueba y error

Prueba y error

Prueba y error

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *