• Diario 5 -Buenos Aires, miércoles 21 de febrero de 2024

Todo honor y toda gloria

PorMarcelo Zanotti

Oct 30, 2022

 

39 años. Cuando habían pasado 10 de aquel inolvidable 30 de octubre de 1983, se decía -con buen criterio- que la democracia era como un ser humano recién en desarrollo. Algo asi como un bebé. Pues bien, deberíamos mirarnos las caras ahora para sincerarnos en cuanto a qué etapa de crecimiento de la vida vida democrática nos encontramos

Muchos que  habíamos superado los veinte años de edad e íbamos a votar por primera vez. Incluso hay personas que en ese momento tenían 28 años y debutaban en las urnas: Tal el caso de los nacidos desde octubre de 1955.

En cada defensa infantil que los grupos que hoy antagonizan la política argentina hacen de sí mismos, se desdibuja el significado de la recuperación de un sistema en el que participamos todos, frente a lo que había sido que nos digitaran todos los días y a cada paso nuestra vida y contra nuestra voluntad.

Es difícil decir quién es quién en este juego pero no hay duda de que hay mucho argentino poco proclive a abrir la cabeza para entender al 100% qué significa la convivencia democrática. También resulta molesto observar a quienes se preocupan por llenarse la boca con la palabra Democracia, dejando en un rincón bien oscuro a la República, es decir, el esfuerzo que debemos realizar para que los tres poderes de Estado mantengan su equilibrio  natural y no el supuesto equilibrio que entienden las banderías políticas, cuyo efecto buscado es -claramente- un desequilibrio que les convenga.

La otra pata de la vida institucional de la Argentina es la condición federal del país. Aquí hay una hipocresía monumenta que también empaña a la propia Democracia: La Ciudad de Buenos Aires, la que alguna vez fue señalada como el centro de i¡una operación unitaria para el ejercicio del Poder, no es más eso hace más de 100 años. Los poderosos hacendados de fines del Siglo XIX y principios del S XX, se encargaron de hacer que Buenos Aires fuera un puerto para ellos, que vivían como señores feudales en centenares de estancias bien alejadas de la capital argentina, una ciudad que les ofrecía un extarordinario puerto para que ellos hicieran sus negocios con el mundo.

Así y todo, hoy, desde muchos sectores que políticamente no se sabe bien qué son, se sigue mascullando que losporteños se llevan la parte del león de la riqueza del país, cuando el problema no es de distribución geográfica sino de hegemonía de sectores que acceden al poder, una y otra vez, sean populistas de derecha o populistas progresistas.

30 de octubre de 1983. Inolvidable triunfo de todos. Incluso de los llorones que tras perder la elección conspiraron como auténticos enemigos del país, durante cinco años y medio en el gobierno de Alfonsín hasta hacerlo tambalear, ya que su modelo, de alta generación cultura cívica en la gente, podía haber dejado afuera del juego -y para siempre- a varios de los sectores autoritarios, mentirosos, violentos, cínicos y retrógrados que lograron acceder posteriormente. Y varias veces.

 

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

 

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

 

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

 

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

 

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

30 de octubre de 2022

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *