• Diario 5 -Buenos Aires, martes 23 de julio de 2024

Ser belgraniano no es para cualquiera

PorMarcelo Zanotti

Jun 20, 2022

Ningún dirigente de ninguna índole en los campos político, sindical, institucional, cooperativo o social está obligado a desprenderse  de nada de lo que tiene a nivel material, monetario o patrimonial para ejercer su cargo.

Insistimos: hay «desprendimientos» que no son necesarios. La Constitución y las leyes protegen los derechos sobre los bienes de todos y permiten que -salvo que medie algún delito en cómo se obtuvieron- quienes ejercen la función pública los mantengan preservados al retirarse de ésta.

Pero hay expresiones de las que es necesario cuidarse, si se aspira a evitar que las personas observadoras observen.

Considerarse «belgraniano» siendo un/a funcionario/a adinerado/a y ni soñar con dejar en el camino algo de «la propia» es, como mínimo, una gran hipocresía y, como máximo, un cinismo insultante e imperdonable.

Ser belgraniano es integrar un Nirvana o un Olimpo. Es estar en el máximo nivel de jerarquía personal al servicio de una sociedad. La historia acerca de la pobreza real en la que Manuel Belgrano cerró su vida, no es para andar utilizándola políticamente como una gracia y exponer desde una tribuna el vínculo que podríamos tener con el monumental abogado devenido en comandante de un ejército.

Muchos y muchas se tienen que lavar la boca antes de nombrar al creador de la bandera.

 

Salud, Don Manuel.

Ya lo sacaremos de ese lugar horrible, lleno de excremento de pajarracos, en el que lo han puesto, a la intemperie y le haremos un mausoleo como Usted se merece y no como dijeron unos curitas, tan desubicados e incapaces de comprender su dimensión, que lo acomodaron en el atrio de una Iglesia, sólo porque el monje superior repetía que «El general y Doctor Belgrano era devoto de Santo Domingo».

Una cosa es una cosa y otra, otra.

Arreglaremos ese desaguisado.

Por ahora, seguiremos llamando «Día de la Bandera» a la fecha en que Usted se despidió y escracharemos a cualquiera que actúe a contrapelo de su conducta y se diga amigo suyo o -peor- que cometa el improperio de expresar que Usted es su modelo.


Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

 

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

URUGUAY
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

BRASIL
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

PARAGUAY
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

CHILE
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

COLOMBIA
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

PERU
Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Ser belgraniano no es para cualquiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *