• Diario 5 -Buenos Aires, domingo 16 de enero de 2022

Cierra otro año con los mismos problemas

PorEric Udart

Dic 22, 2021

Según el Panorama Humanitario Global 2022, América Latina y el Caribe ha experimentado un aumento significativo en el número de personas necesitadas desde 2018, pasando de 9,6 millones de personas a 26,4 millones en 2021.

Este aumento se debe, en parte, a la frecuencia e intensidad cada vez mayores de los desastres repentinos y las crisis climáticas recurrentes, los efectos devastadores de la pandemia de COVID-19 en curso (incluida la de ser la región más afectada del mundo con el 18,5% de todos los casos mundiales). y el 30,3 por ciento de todas las muertes a pesar de que representan solo el 8,4 por ciento de la población mundial), y las difíciles condiciones socioeconómicas que están dejando a 287 millones de personas en la pobreza o la pobreza extrema.

A diciembre de 2021, existen Planes de Respuesta Humanitaria (HRP) en Colombia, El Salvador,
Guatemala, Haití, Honduras y Venezuela con requisitos colectivos de US $ 1.600 millones para responder a 13,4 millones de los 27,9 millones de personas necesitadas para 2022. , por encima del único HRP de la región en Haití en 2016.

REGIONAL: SEGURIDAD ALIMENTARIA

AUMENTO DEL 30% EN LAS PERSONAS QUE VIVEN CON HAMBRE EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE EN 2020
Según el Panorama Regional de Seguridad Alimentaria y Nutrición 2021, publicado recientemente por la FAO, la
OPS, el PMA, UNICEF y el FIDA, el número de personas que padecen hambre en América América y el Caribe aumentó en 13,8 millones, un aumento del 30 por ciento a 59 millones de personas desde 2019, que es el aumento más pronunciado de cualquier región del mundo.

Si bien el aumento reciente está relacionado principalmente con la pandemia de COVID-19, el aumento general en el número de personas que padecen hambre entre 2014 y 2020 ha aumentado hasta un 79 por ciento. Este aumento está impulsando el hambre en la región a sus niveles más altos en 15 años. Además, la inseguridad alimentaria de moderada a grave ahora está afectando a 60 millones de personas más en la región, un aumento del 29 por ciento líder en el mundo desde 2019 que eleva la población de personas con inseguridad alimentaria de la región a 267 millones de personas. El Panorama Regional observa además una creciente disparidad de género, con un 9,6% más de mujeres que de hombres en situación de inseguridad alimentaria en 2020 en comparación con solo el 6,4% en 2014.

La prevalencia de inseguridad alimentaria del 70,3% en el Caribe (31 millones de personas) es casi el doble que la del 37,5% de Mesoamérica (67,4 millones de personas) y del 39,2% de América del Sur (168,7 millones de personas).
El aumento del 20,5% en la prevalencia de la inseguridad alimentaria en América del Sur entre 2014 y 2020 fue más alto que en cualquier otro lugar de la región, en comparación con el aumento del 7,3% en Mesoamérica (el informe no incluye estas cifras para el Caribe antes de 2020).

REGIONAL: COVID-19

Casos, muertes y personas vacunadas (5 de diciembre)
Total de casos 46,803,125 + 0,3% del 28 de noviembre
Total de muertes 1,543,871 + 0,2% del 28 de noviembre
Personas vacunadas) 445,387,054 + 2,5% del 28 de noviembre (% de la población) 67,9% + 1,6% del 28 Nov
Totalmente vacunado 361,029,115 + 3.8% desde el 28 de noviembre (% de la población) 55.0% + 2.0% desde el 28 de noviembre

Las autoridades de salud de OMICRON en Brasil están notificando los dos primeros casos del país de la variante Omicron COVID-19, la variante preocupante más reciente designada por la OMS. Los dos casos son los primeros casos conocidos en América Latina y el Caribe.
Varios países de la región ya están tomando medidas de precaución iniciales, y algunos países ya están cerrando fronteras a los viajes aéreos desde varios países de África, incluidos Angola,
Botswana, Egipto, Eswatini, Lesotho,
Malawi, Mozambique, Namibia, Sudáfrica, Zambia y Zimbabwe.

EDUCACIÓN
Según UNICEF, 71 millones de niños, niñas y adolescentes de la región continúan siendo afectados por el cierre total y parcial de escuelas por la pandemia COVID-19, perdiendo cerca de 158 días de clases desde marzo de 2020.
Al 15 de noviembre, solo 10 países en la región han reabierto completamente sus escuelas, mientras que 23 países mantienen cierres parciales y 4 continúan con cierre total. UNICEF señala que estas cifras son una mejora con respecto a principios de octubre, ya que varios países del Caribe han comenzado el proceso de reapertura.

HONDURAS
Los funcionarios de salud esperan un leve aumento en los casos de COVID-19 luego de las elecciones generales celebradas el 28 de noviembre, en las que los votantes convergieron en los colegios electorales de todo el país. La expectativa de un ligero aumento se debe, en parte, al cambio de comportamiento del virus debido a las vacunas COVID-19 y la reducción de la transmisibilidad en comparación con períodos pasados ​​de propagación comunitaria, según funcionarios del Ministerio de Salud.
En noviembre se registró un promedio semanal de unos 500 casos nuevos, y los funcionarios de salud pronosticaron 620 casos semanales para diciembre. Junto con la próxima temporada navideña de diciembre y las reuniones que probablemente se llevarán a cabo, las autoridades proyectan otros 6.300 casos antes de 2022.

BOLIVIA Las
autoridades están preocupadas porque los casos continúan aumentando por octava semana consecutiva en lo que llaman una cuarta ola. La ocupación de la unidad de cuidados intensivos (UCI) sigue siendo alta en varias ciudades del país.
Después de registrar mínimos históricos en el año en septiembre, con casos diarios de alrededor de 300 a 400, los casos diarios ahora están volviendo a más de 1,000 por primera vez desde que los casos comenzaron a disminuir después del pico de la tercera ola en julio, que registró un récord histórico. máximo de 3.800 casos en un día. Los casos activos han vuelto a superar los 25.000 después de caer a tan solo 18.500 en octubre.
Sin embargo, las muertes siguen siendo bajas, con menos de 20 muertes diarias desde septiembre, lo que las autoridades atribuyen a la vacunación COVID-19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *