Los dientes apretados no bastan

PorMarcelo Zanotti

Abr 28, 2021
Los dientes apretados no bastan

Cuidado, cuidado y cuidado. Conciencia a pleno. Aguantar el barbijo. Distanciarse. Lavarse las manos al volver a casa. No tocarse los ojos. Es un esfuerzo y después mejora. Es un esfuerzo, sí, pero es preferible a cualquier consecuencia no deseada. Es un poco más. Sólo la sociedad puede hacerlo. El pueblo. Los dirigentes apenas hablan. Hacen un cierto esfuerzo pero no el que rinde.

Ellos son «lo» de siempre. Nosotros, en cambio, querríamos volver a ser «los» de siempre. Sin sanatas. Unos y otros nos verseen con «volver mejores» o con «sí, se puede». Ellos, ni pueden ni mejoran nunca. Unos son los que se sacaban la corbata para mentir humildad con el nombre «Juntos por el cambio», cuando se dedicaban a «quedarse con el cambio». los otros, que dicen ser «Todos» y nos tratan de «todos y todas», se quedaron con todos los billetes y todas las prebendas.

Somos nosotros y nadie más.

Aunque discutan, mienten. Aunque se pongan de acuerdo, mienten. Porque en la primera de cambio te dicen que unos son los buenos y otros los malos. Ellos son los que se pelean para que vos tomes partido sólo por alguno de ellos. Y es allí donde ya te volvieron a cagar en el mismo lugar en el que ya te cagaron previamente. Se cuidan entre ellos. Incluso cuando algún adversario político está demasiado tiempo preso, sea por el motivo que sea, si integra la casta dirigencial, hasta puede inspirar indultos presidenciales u otros delirios.

Cuidate por vos. No por lo que te digan Quirós, Gollán, o Vizzotti.

Ellos manejan la salud pública pero tienen Mediclass Gold Premium Alta Complejidad y los sanatorios del Grupo SanaSana. Nadie dice que sean mala gente. Pero son lo que son. Gente de clase alta dvenida en dirigentes por se amigotes del amigo del tipo al que votaron. Pueden ser muy expertos en sus hospitales pero nada garantiza que mañana no crucen la misma puerta de Ginés. Ginés fue uno de los tipos más halagados de la política de los últimos 15 años. ¿y? Respuesta de los que lo defienden sin ton ni son: «La oposición también vacunó por izquierda». La frase moreniana que comienza diciendo «Si los pueblos no se ilustran…» (no la escribiremos completa porque los lectores que nos interesa tener se la conocen de memoria) es cada día más actual y está más viva, vigente y reveladora que nunca.

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan<p

COLOMBIA
Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

Los dientes apretados no bastan

– – –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *