La CNRT de Arteaga, peor que nunca

PorMarcelo Zanotti

Abr 15, 2021

Colectiveros sospechan de pagos "especiales" para levantar la discriminatoria restricción de uso de los asientos delanteros de los colectivos.

La Comisión Nacional de Regulación del Transporte mantiene la prohibición de uso de los asientos enfrentados en la parte delantera de los ómnibus, aunque permite que los pasajeros viajen parados, generando mayores riesgos con la cercanía física entre ellos.

Hay líneas que mantienen la «valla» determinada por una simple cinta, que indica que en ciertas butacas nadie puede sentarse, mientras que otras tienen liberado el uso de las totalidad de los asientos. Todos los chóferes señalan a la Comisión como la responsable de mantener esta absurda y burlesca medida.

Algunos se arriesgan a considerar que se les permite liberar la totalidad de asientos a las empresas de transporte «que ponen la tarasca», ya que no existe ningún criterio diferencial para discriminar quién puede dejar sentar a los pasajeros y quién debe hacerlos viajar de pie.

La medida de marzo de 2020, en la que se establecía la obligación de hacer viajar a las personas sentadas, se cumplió hasta que los cambios hacia una flexibilización general de las restricciones, hicieron que la CNRT no tuviera Norte ni Sur para establecer alguna medida que vaya acorde con el cambio constante a los que la pandemia obligó a la sociedad.

Suponiendo que se tratara de que los colectivos aún no deberían hacer viajar a pasajeros parados, es la CNRT la que no controla que esa regla se esté violando. Y si la flexibilidad alcanzó al transporte por naturales razones de que de otro modo sería imposible cubrir la demanda, LA CNRT debería dar explicaciones de por qué hay líneas de colectivos a las que se les permitió liberar los asientos que estaban vedados y otras empresas que no están aún habilitadas para eso, mientras que transportan a la gente parada, nariz frente a nariz, como si el coronavirus eligiera viajar en ciertos rincones del colectivo y descartara otros.

Si bien la Comisión Nacional de Regulación del transporte ya era conocida por su ineficiencia, especialmente en cuanto a la vista gorda que hace frente a denuncias a empresas, conductores e inspectores de tranporte público -muchas de ellas de gravedad- ahora se suma a su haraganería la insoslayable evidencia de la estupidez que significa que los que viajan parados no puedan usar los asientos que antes estaban inhabilitados pero que ahora «no se sabe».

La bizarra situación está fuertemente documentada en imágenes

José Ramón Arteaga, de cero reflejo, funcionario lento y carente de la creatividad que se necesita para el cargo que le regalaron, ya está incómodo al tener que enfrentar, en la justicia, denuncias por tráfico de influencias y otros asuntos por los que, nadie que lo conoce bien, se sorprende. Tiempo al tiempo: en cuanto a cómo manejó las normativas para que los transportes públicos se adapten a la vida en pandemia, se presenta difícil el panorama de tener que aprobarle alguna de las medidas adoptadas. Más bien, por los resultados visibles, todo lo contrario.

En las imágenes se ve claramente cómo han dispuesto asientos para no ser usados, mientras hay pasajeros que deben viajar de pie. Se trata de una clarísima prueba de que quienes toman las decisiones sobre el transporte público, no es gente que viaja en transporte público. arteaga ha demostrado con creces que no sólo es ineficiente e ineficaz. También es un improvisado para la selección de colaboradores en su totalidad.

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

La CNRT de Arteaga, peor que nunca

Borrador automático

Borrador automático

Borrador automático

Borrador automático

Borrador automático

Borrador automático

Borrador automático

– – –

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *