Comienza la ceguera

Pordiario5

Feb 13, 2021

Las elecciones enceguecen. Si bien son el instrumento madre de la Democracia, los protagonistas de cada elección exageran -a proposito- el valor que se le debe dar  a cada campaña, la atención que la sociedad le debe asignar, etc, etc.

Pues, no. No es más que una elección. Voy, voto y punto. El que gana asume y chau. Pero no. En la Argentina todo es conflictivo y después vienen varios a decir que si algunos se exceden en la valoiración de una elección, existe una parte de la sociedad que transforma en»antipolítica». Esa es una gran mentira.

La «política» abarca una inmensa cantidad de actividades de una nación. Y todos los días. Pero quienes aseguran que quienes están ajenos a l seguimiento detallado de las peformances partidarias (la politiquería) son personas con sus capacidades productivas limitadas al marco de lo que el Estado pueda generar. Lo hacen «bienintencionadamente», considerando que lo que defienden son «las oportunidades» para todos, olvidando que quienes ofrecieron mayores oportunidades a sus propios abuelos, cuando llegaron de España, Italia, Polonia o Paraguay, fueron los emprendedores que habían alcanzado a comenzar a formar parte de la rueda productiva, apenas unos años antes que ellos.

La política somos todos y debemos respetar a quienes no se acercan a los partidos políticos como lo hemos hecho quienes venimos yugando el país desde hace décadas. No tenemos más derechos que ellos. Incluso existen colegas poco flexibles en el devenir de la aceptación de quienes no pretenden involucrarse en las redes de las ideologías, dado que no entienden bien las bases de esas cosas. Pero resulta que son médicos solidarios, comerciantes considerados, abogados generosos, deportistas modelos.. Cuidado con el tema.

l.jpg»>

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *