• Diario 5 -Buenos Aires, sábado 18 de septiembre de 2021

La próxima Feria del Libro

Pordiario5

Mar 10, 2012

La Feria del libro del año pasado fue la generadora de más polémicas de toda la última década. Hay nuevas ideas y proyecciones. Hay mucha tendencia a considerar la cuestión profesional como lo más necesario para incorporar. Todo lo contó Carelli Lynch, en una nota que nos interesa rescatar, justo ahora que se viene la edición de la Feria en la que se define un estilo.

Nunca antes la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires tuvo semejante cantidad de medios extranjeros acreditados, cámaras y flashes pendiendentes de su apertura. Las idas y venidas en torno a Mario Vargas Llosa instalaron a la Feria en los diarios y en las noticias de todo el mundo. Corresponsales de China, México, Estados Unidos, España, Italia y casi todo América latina dijeron presente. “Me preguntaron si había sido una estrategia planificada. ¡Ojalá tuviéramos tanto poder”, dice entre risas la Directora Ejecutiva de la Feria, Gabriela Adamo, que ni bien se conoció su designación, en febrero, insistió con internacionalizar la Feria. La polémica por el Premio Nobel involuntariamente simplificó el trabajo de la organización de la Feria por la que este año pasaron 1.250.000 visitantes.

El presidente de la Fundación El Libro, Gustavo Canevaro, también se mostró satisfecho por la recepción internacional y subrayó la armonía con que la Feria atravesó el vendaval Vargas Llosa. “Tuvimos una previa muy acalorada y estamos contentos y satisfechos por habernos mantenido al margen del temor de los medios y de los posibles visitantes”, reflexiona.

Ahora, el objetivo de la Fundación El Libro es continuar instalando la Feria en el calendario internacional y mejorando la comunicación con profesionales del exterior. “Queremos visibilidad”, dice Adamo antes de transmitir la pregunta que algunos autores le dejaron al pasar durante estos 20 días: “¿cómo pueden ser que hablen más de (la Feria de) Guadalajara que de Buenos Aires?” Canevaro insiste además en aumentar la presencia de la Feria en las redes sociales y acompañar con cautela el crecimiento del mercado del libro electrónico.

“Internacionalizar la Feria” significa también promocionar a la Argentina como una plaza competitiva para traducciones . “Tenemos que mostrarle al mundo que las traducciones en castellano no sólo se hacen en España, que acá tenemos excelentes traductores y lectores”, dice Adamo.

Mejorar la oferta de autores extranjeros y locales también será una de las políticas que intentará sostener la Feria en 2012, optimizando la programación propia de la organización y coordinando agendas con las editoriales. Adamo quiere –también– apostar a “la literatura dura” de la Argentina y la región para seducir a intelectuales alejados del circuito masivo. Pero para tramitar una invitación a un autor de la envergadura de Vargas Llosa es imprescindible la decisión de las grandes editoriales y, también, dos años de antelación para hacerse un lugar en sus agendas. En cualquier caso, el grueso de la Feria del próximo año se definirá antes de agosto.

Carelli Lynch cierra su nota publicada en Clarín, el año pasado: Mucho antes decidirán si la Feria –como otras ferias internacionales– se acorta a dos fines de semana o si, por el contrario, mantiene su actual duración. “Lo queremos evaluar y nos asesoraremos. Mi percepción es que está muy dividido entre los que quieren acortar y los que no. Creo que el año que viene va a seguir igual”, adelanta Adamo. Canevaro se muestra más escéptico de que la dinámica del mercado local permita reducir los días de la muestra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *