• Diario 5 -Buenos Aires, domingo 16 de enero de 2022

Un informe que denota una tendencia discriminatoria

PorCarlos Allo

Abr 17, 2015

 informe_hospitales
informe_dicri_2
Confuso informe sobre los bonaerenses que se atienden en hospitales porteños

 

 

Al abrir el periódo ordinario de sesiones de su último año de gobernación de la Provincia de Buenos Aires, el 1 de Marzo de 2007, Felipe Solá expone ante la legislatura bonaerense una perla del cofre de las verdades; realmente -y más allá de las diferencias que, personalmente, siento tener con algunas piruetas políticas de Solá, especialmente sus vaivenes- el párrafo que transcribimos -y ponemos en imágenes para nadie haga un estúpido copy-paste y después se lo olvide- es una verdad tan definitiva que cierra para siempre cualquier discusión en uno de los miles y miles de aspectos que se hacen necesarios para acceder a elevar nuestra cultura y así recién empezar a entender de qué manera mejoramos nuestra calidad de vida.

El planteo de Solá es, definitivamente, arrasador de todo pensamiento fugitivo de las verdaderas responsabilidades. Es un llamado a elegir: o somo gente o somos mierda. El párrafo que vas a leer va demasiado más allá de la derecha o la izquierda. Tomar el párrafo de Solá como facho (desde cierta izquierda que para reformular sus metas, nada en el dulce de leche) o como populista inviable (desde la burguesa banqueta que, pegada al trasero, asegura el asiento) sería de una alta hipocresía y de un egoísmo glotón, caprichoso y de temer.

En la nota, publicada hace exactamente dos años, el Ministro Lemus dice «atendemos a todos sin discriminar» cuando jamás debió comentar lo incomentable, es decir, el no discriminar no es una conducta para hacerse propaganda, porque se transforma en hipocresía. El autor, Pablo Tomino, adopta una actitud de pluma liviana frente a las autoridades porteñas, que se atajan de todo posible sesgo de que se los señale con el dedo por remarcar algo que termina significando un «te doy salud, a vos, que no sos de aquí, porque soy bueno, aunque sé que la ley me obliga»

La enseñanza es tan importante que ya no importa quién la formuló. Estamos hablando de la gigantesca mierda de discriminar, y encima porque sí, pour la galerie, cuando nuestro dedo que señala bien merece enfrentar con otro que nos señala a nosotros. Por otra parte, es la primera vez que la Provincia le pone los puntos a la Capital con argumentos que jamás podrán ser refutados. Son definitivos. Son perfectos. Y son la verdad.

 

mensaje_felipe-sola_2007
El claro y revelador mensaje de Felipe Solá a la Legislatura bonaerense en 2007.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *